Goyi Delgado, junto al olivo, característico en Huertas de Ánimas y un espacio de fuertes raíces. / JSP

«Deseo que todos tengamos un espíritu de compromiso y de lucha para no acomodarnos»

Persona siempre ligada con la música, resaltará en su intervención de esta noche el movimiento que existe de personas para que todo salga adelante

Javier Sánchez Pablos
JAVIER SÁNCHEZ PABLOS

Aunque es cierto que se lo tuvo que pensar, no podía rechazar la oferta de los actuales organizadores de la programación festiva de Huertas de Ánimas. Se debe a que llevan vinculados a ella desde muy pequeños, en muy diferentes tareas. Se trata de Goyi Delgado, que ofrecerá esta noche el pregón de fiestas de este núcleo de población. «Es un reconocimiento y un agradecimiento, pero también es una responsabilidad», apunta quien fuera también, en dos etapas, integrante de esta comisión organizadora.

Delgado, desde joven, ha estado ligada a movimientos asociativos. Algunos de ellos los ha liderado. Nunca ha rehuido en alzar la voz para reclamar lo que considera que es justo. «Deseo que todos tengamos un espíritu de compromiso y de lucha para no acomodarnos. Soy reivindicativa y creo que lo hago con el ejemplo», sostiene al respecto. Además, siempre «he intentado que prime Huertas y su gente».

Por todo ello, extraña que sea ahora la primera vez que proclame las fiestas desde este estrado, durante la proclamación de damas y reinas. Reconoce que, en cierto modo, ha sido reacia a aceptar ese 'encargo' porque, sobre todo en otras épocas, «había poca seriedad y respeto» hacia esa intervención. Opina que, en estos últimos años, esa circunstancia ha cambiado.

Quizá, la faceta más conocida de Goyi es su vinculación con la música y, sobre todo con el folclore. De hecho, al escenario esta noche se subirá con su inseparable guitarra. Desde muy joven ya participaba en diferentes grupos. Su banda sonara de esa juventud era la canción de raíz o protesta. También le llamaban la atención los grupos de folk.

Coros y Danzas

En 1984, comenzó a pertenecer a la agrupación de Coros y Danzas Virgen del Rosario, de la que no solo no se ha desvinculado, sino que es una de las principales representantes. Forma parte de la rondalla y, desde hace años, lleva trabajando con pequeños y grandes para que perduren esas canciones populares. «Mi entusiasmo ha sido recuperar, difundir y que perduren». Considera que no se puede perder ese legado. También formó parte de grupo Altamirano Folk y creó en 1989 el coro de mayores de Huertas de Ánimas. Recientemente, se puso al frente del Arca de Noé, con voces solo femeninas, además de otras formaciones musicales.

Recuerdo

«Mi padre hubiese disfrutado mucho y sé que estaría orgulloso de verme en la plaza»

Ese compromiso por el folclore no se quedó en el ámbito local. Prueba de ello es que presidió, durante ocho años, la Federación Extremeña de Folclore. Antes, estuvo en su junta directiva. «Fueron años duros, porque me tocó mucho movimiento y algunas disputas». Entre sus éxitos, consiguió que la Diputación Provincial de Cáceres «tuviera un sentir por el folclore, ya que antes vivía ajena». Asimismo, la Institución provincial comenzó a promocionar un festival infantil, que sirve para respaldar las agrupaciones de menores. Después de esos ocho años, «mi etapa quedó ahí y había que dejar paso a otras personas». Y es que, considera que los primeros cuatro años son de aprendizaje y rodaje y los otros cuatro, de afianzar los compromisos. Finalizado ese tiempo, lo mejor es dejarlo.

Trabajo

«Mi entusiasmo ha sido recuperar, difundir y que perduren esas canciones populares»

Más allá de esa faceta musical, Goyi siempre ha sido una mujer inquieta, formando parte de movimientos sociales, como la asociación de vecinos. También ha integrado la Plataforma de Asociaciones de Huertas de Ánimas, que se creó para reivindicar compromisos que no se habían cumplido. En la actualidad, echa de menos que haya asociaciones que reivindiquen más. «Están calladas», apunta. También reconoce que, desde hace un tiempo, Huertas de Ánimas está más respaldada y apoyada por parte del Consistorio. A pesar de ello, opina que se necesita que se mejoren las vías. De hecho, alguna todavía está en tierra. También defiende arreglos importantes en la plaza de abastos.

Política

Aunque no tiene dudas de que siempre se puede hacer más cosas desde dentro, por ahora, no tiene pensado volver a la política. Ya estuvo como concejala en el Ayuntamiento trujillano. En 1991 formó parte, como independiente, de la lista del PSOE, liderado en aquel momento por Benigno Fernández. Sin embargo, esa experiencia «tuvo un sabor amargo», ya que hubo por medio enfrentamientos e incluso, un proceso judicial. «Fueron momentos duros», señala.

A pesar de ello, el nombre de Goyi Delgado siempre suena cada vez que se acercan las elecciones municipales. Reconoce que le han tocado diferentes grupos políticos, aunque ha preferido mantenerse al margen. En este sentido, le gustaría que hubiese listas abiertas y rechaza las disciplinas de partido. Cree que sería bueno una formación independiente no solo de Huertas de Ánimas, sino que reuniera a personas de los diferentes núcleos de población preocupadas y con ganas de trabajar por la ciudadanía.

Sin duda, para esta pregonera, acostumbrada a hablar en público en diferentes foros, esta noche será especial. Asegura que su madre está emocionada de poder ver a su hija encima del escenario proclamando las fiestas. Echará de menos a su hermano, que falleció recientemente y a su padre. «Hubiese disfrutado mucho y sé que estaría muy orgulloso de verme en la plaza», apostilla con voz emocionada.

Uno de los aspectos que resaltará en esta intervención es el movimiento de personas que siempre hay en Huertas de Ánimas para que todo salga todo adelante. Considera que existe «un compromiso muy importante con el pueblo, que hace que tengamos cubiertas todas las necesidades». Ejemplo de ello son estas fiestas. Opina al respecto que el Ayuntamiento está para acompañar y colaborar, sobre todo, económicamente. Además, destaca el sentido de unidad y el trabajo desinteresado de los vecinos para conseguir ese fin deseado.