Cristina Barrado, con el mallot de campeona de España y con sus hijos . / CEDIDA

La ciclista trujillana Cristina Barrado ha tenido un mes de julio «impensable»

Además de proclamarse campeona de España de su categoría, ha conseguido el primer puesto en el Open de Extremadura

Javier Sánchez Pablos
JAVIER SÁNCHEZ PABLOS

La ciclista trujillana Cristina Barrado ha tenido un mes de julio con grandes resultados. «Era impensable», matiza. Su mejor fin de semana lo vivió el 10 y 11 de julio, en Valladolid. Consiguió ganar el campeonato de España en la categoría master 30, en la carrera en línea. Las ciclistas se unieron al pelotón cuando quedaban 65 kilómetros. «Nosotras íbamos a 20 y el pelotón pasó a 50 Km/h», apunta. A partir de ahí, tuvieron que unirse para no quedar fuera de control. Llegó a línea de meta con un grupo y ganó al sprint. Al día siguiente, obtuvo un meritorio segundo puesto en la prueba contrarreloj, también Campeonato de España.

Esta trujillana, de 34 años y madre de dos hijos pequeños, igualmente recuerda con satisfacción el 25 de julio. Ese día corrió en Jerez de los Caballeros, llegando a meta en tercera posición. Esta carrera fue la última prueba del Open de Extremadura, cuya ganadora fue Barrado. Explica que esta competición ha contado con tres carreras. Además de la de Jerez de los Caballeros, se disputaron otra en Quintana de la Serena y otra Llerena. La trujillana ganó esta última.

Su próximo reto es el Campeonato de España de Montain Bike, que se disputará el 29 de agosto en Galicia. Acudirá con la Selección Extremeña e intentará luchar por las medallas. Entre competición y competición y el cuidado de sus hijos, intenta salir a entrenar el tiempo que puede. Suele ser un rato a mediodía, cuando su pareja llega de trabajar. También intenta hacer carreras de fondo los domingos por la mañana. Reconoce que, a veces, no sabe dónde sacar el tiempo para la bicicleta.

Esa exitosa deportista comenzó a montar en bicicleta a los 27 años, animada, en un principio, por su marido, que también practica ciclismo. Poco a poco se fue enganchando y el gran empujón que se lo dio el ciclista Juan Andrés Sánchez. «Nunca pensaba que me iba a gustar tanto esto». Cree que una de las motivaciones es que una siempre quiere superarse en un deporte, como el ciclismo, que es muy exigente y duro.