Elena Sánchez, en la plaza Mayor trujillana / JSP

Asemtru selecciona a una técnica, con gran formación, para diseñar el plan de comercialización turística

Se trata de Elena Sánchez, tras superar un proceso de elección de personal y gracias al Programa de Innovación y Talento

Javier Sánchez Pablos
JAVIER SÁNCHEZ PABLOS

Ya, más de una persona, le ha comentado que tiene un reto muy importante por delante. Prueba de ello es que, para el presidente de la Asociación de Empresarios de Trujillo (ASEMTRU), Juan Carlos Muriel, la consecución del proyecto puede suponer un antes y un después para el municipio. Se trata de Elena Sánchez, de 24 años, que ha sido la persona elegida por la entidad empresarial para llevar a cabo un plan de comercialización de experiencias turísticas de la ciudad, gracias a una subvención recibida a través del Programa de Innovación y Talento (PIT) de la Junta de Extremadura, que conjuga formación y empleo. De hecho, se cuenta con unas horas de tutorías, en colaboración con la Universidad de Extremadura.

Esta joven trujillana recuerda que accedió a este programa a través de la UEx y del profesor José Manuel Hernández Mogollón, al igual que otros compañeros. Tras un proceso de selección, fue la elegida por Asemtru. Su formación académica le avala. Tiene el doble grado de Administración y Dirección de Empresa y Turismo de la Universidad de Extremadura y posee un máster en Dirección Turística, en la especialidad de Dirección y Planificación de Destinos Turísticos. Además, tuvo una beca de colaboración en Departamentos Universitarios para desarrollar un proyecto de iniciación a la investigación. En la actualidad, también está cursando el doctorado interuniversitario en Turismo.

Reconoce que el ser de Trujillo, va a suponer un valor añadido a la labor que tiene que desempeñar. Ese 'plus' se unirá a los conocimientos adquiridos. Además, «me estoy nutriendo de más conocimientos que puedo aportar de forma práctica a mi tierra» y en beneficio de la ciudad. Elena Sánchez apunta que, además de desarrollar ese plan de comercialización, ayudará a la gestión y planificación turística que requiera Asemtru.

Un año

Sánchez comenzó esta nueva andadura profesional el pasado lunes y tiene por delante un año para cumplir con los objetivos marcados. Además de la ayuda del personal del colectivo, contará con el profesor Hernández Mogollón, como guía del proyecto.

Uno de sus primeros encuentros fue la reunión del club birding, que se celebró hace unos días en el municipio. Lo primero que pretende hacer es mantener contactos con empresarios y agentes turísticos para detectar las posibles necesidades. A partir de ahí, se aportarán soluciones. Con esa labor, espera que le pasen cosas buenas a la ciudad trujillana y se pueda desarrollar turísticamente.

El colectivo empresarial ha puesto muchas esperanzas tanto en el proyecto, como en esta nueva profesional. Tal es así que espera que el programa pueda tener continuidad, con las ayudas correspondientes.