La piscina municipal de Trujillo / JSP

Gabriela Carvajal sale al paso de las críticas por el estado de la piscina municipal de Trujillo

La concejala asume que se han cometido errores y asegura que se está trabajando para subsanarlos

Javier Sánchez Pablos
JAVIER SÁNCHEZ PABLOS

El césped en mal estado, la falta de sombra, así como el espacio acotado por las obras de la piscina climatizada. Son las principales críticas que han llegado a la concejala de Deportes, Gabriela Carvajal, sobre la situación de la piscina municipal de Trujillo. A todas ellas ha salido al paso. La edil asume que ha cometido errores con el inicio de la temporada de baño. No obstante, matiza que se está trabajando para subsanarlos. También solicita la colaboración ciudadana para el buen funcionamiento. En este sentido, denuncia que están entrando por la noche personas para bañarse, cuando están actuando los productos en el agua.

Carvajal explica que estas instalaciones poseen la misma sombra que en ediciones anteriores. A pesar de ello, se están haciendo mejoras, con la reposición de sombrillas. Asimismo, se está a la espera del suministro de material, para poner algunas más. Concretamente, en la zona de playa, por encima de la depuradora, se colocarán otras cuatro sombrillas y ocho hamacas.

La edil también hace referencia a la situación del césped. Recuerda que, hace varios meses, salió a licitación el mantenimiento del césped tanto de las dos piscinas municipales, como del campo de fútbol Julián García de Guadiana. En un principio, este servicio quedó desierto, por lo que hubo que repetir el proceso, con algunas modificaciones. Ahora, asegura que ya, por fin, se tiene una empresa para llevar a cabo esta labor y no tiene dudas de que se irán solventando las diferentes carencias.

Otro de los asuntos que preocupa a la edil es el deterioro que está sufriendo el color de la impermeabilización del vaso grande, debido al calor y a otros productos. «Da un aspecto de dejadez», apunta Carvajal. Por ello, se quiere trabajar para intentar solucionar ese aspecto.

Espacio acotado

Estas carencias se unen a la zona anulada por las obras de la piscina climatizada, que ocupa unos cien metros cuadrados. Insiste en que estas actuaciones se han sacado a licitación hasta en tres ocasiones y quedaron desierta por culpa de la subida de precios. Al final, se consiguieron adjudicar recientemente. Por ello, no se ha podido comenzar hasta ahora. De hecho, apunta que ya ayer se llevaron a cabo trabajos de la climatización. Matiza que cuando terminen esas acciones, se pondrá césped nuevo en este espacio, que supondrá una inversión de unos 22.000 euros. Confía en que la nueva empresa recupere el césped restante. Si no, habría que replantarlo.

Aunque se lleven a cabo estos trabajos, Carvajal defiende que, una vez que acabe la temporada de baño, continuarán las labores para seguir mejorando estas instalaciones.