Borrar
Pedro Reig, Jaime de Salas, Jorge Rebollo y Jesús Gumiel. J. S. P.
La Fundación Xavier de Salas da nuevos pasos para que La Coria sea accesible

La Fundación Xavier de Salas da nuevos pasos para que La Coria sea accesible

La entidad busca apoyos para instalar un ascensor para llegar a la planta baja y a la segunda, entre otras medidas

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Domingo, 4 de febrero 2024, 09:05

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La Fundación Xavier de Salas van dando, poco a poco, los pasos necesarios para que su sede, el convento de La Coria, del siglo XV, se convierta en un edificio totalmente accesible. De hecho, la entidad ejecutó el año pasado una primera fase para que personas con movilidad reducida puedan acceder a la primera planta, donde están el salón de actos y el comedor, entre otras dependencias. El reto ahora es continuar avanzando en esa accesibilidad, tarea que no es sencilla.

El presidente de la fundación trujillana, Jaime de Salas, resalta que el objetivo más inminente es que puedan ser accesibles tanto la segunda planta, donde están las aulas de este edificio, como la planta baja, que da cabida a su museo. Para conseguir ese fin, se sigue contando con el apoyo del presidente de Apamex, Jesús Gumiel, así como con la Oficina Técnica de Accesibilidad de Extremadura (Otaex) y de su técnico, Pedro Reig.

De Salas explica que la accesibilidad en esas dos zonas pasa por la instalación de un ascensor, que supone un gran desembolso. «Estamos buscando qué tipo de apoyos podemos encontrar». Ya, en la primera fase, se contó con la ayuda económica de la Fundación ACS «y sé que tienen intención de seguir apoyándonos, pero entramos en unos gastos mayores». Estas manifestaciones las hizo De Salas, junto con el director general de Accesibilidad y Centros, de la Consejería de Salud y Servicios Sociales, Jorge Rebollo, además de Gumiel y Reig, previa a una visita a las dependencias.

Intervención

Esta segunda fase supondría la instalación de ese ascensor, que conllevaría una intervención en las escaleras, puesto que habría que modificarlas. También se realizarían unos aseos adaptados, que serían la transformación de los que ya existen. Irían junto a la puerta de esa insalación, en la primera planta.

A partir de ahí, sería necesario llevar a cabo otras intervenciones en cada una de las zonas para, por ejemplo, salvar pequeños desniveles. Gumiel recuerda que todo está recogido en un proyecto y ahora hay que ir buscando la financiación suficiente para ir acometiendo las acciones planteadas. Insiste en la importancia de la accesibilidad en el patrimonio, puesto que es «confort, seguridad y calidad».

Ayudas

Jorge Rebollo explica que el objetivo de la visita fue conocer la intervención ya realizada y analizar cómo va a ser esa segunda fase. Asimismo, avanza que se está estudiando la posibilidad de sacar una nueva convocatoria de ayudas más abierta que la actual. En este caso, sería tanto para ayuntamientos como para fundaciones e incluso para empresas, con el fin de la mejora de todo lo que tenga que ver con la accesibilidad y no solo la parte física. Reconoce que la idea es que puedan presentar sus proyectos fundaciones que tienen un gran patrimonio cultural y que están a disposición de la ciudadanía con diferentes propuestas.

Rebollo plantea una convocatoria de ayudas no solo abierta a ayuntamientos, sino también a fundaciones.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios