Actos religiosos en las fiestas de La Piedad, en una edición anterior.

Las fiestas de la Piedad recuperarán su formato habitual

Serán del 22 al 31 de julio con actos religiosos y populares, además de la cita con los pequeños

Javier Sánchez Pablos
JAVIER SÁNCHEZ PABLOS

Ya, Pago de San Clemente celebró sus fiestas en junio. Ahora, la ciudad se prepara para acoger otras programaciones festivas de diferentes núcleos de población, que este verano recuperarán, por fin, sus formatos habituales, tras el inicio de la pandemia. La siguiente cita será las fiestas de la Piedad, que cuenta con el apoyo del Ayuntamiento. A pesar de ello, fuentes de la Hermandad Virgen de la Piedad reconocen que este año será difícil sacar adelante los actos festivos, tanto económicamente, como por la falta de personal. Por ello, se espera el apoyo de la vecindad.

Estas fiestas, con gran tradición, se desarrollarán del 22 al 31 de julio. La programación arrancará con los actos religiosos, en la propia barriada, como suele ser habitual. La novena dedicada a Nuestra Señora de la Piedad será hasta el 30 de julio. Ese último día, también será la misa mayor. A continuación, se celebrará la procesión con la imagen de la patrona alrededor de la barriada. Después, tendrá lugar el habitual homenaje a los mayores de esta zona de la población.

Los festejos populares se llevarán a cabo el fin de semana del 29 al 31 de julio. Ese viernes, por la noche, se ha programado una fiesta ibicenca y la fiesta de la espuma. Al día siguiente, llegará la tradicional verbena, que suele tener una gran aceptación. Ya, el último día, se celebrará, a las nueve de la noche, la puja de objetos donados a la Virgen. El broche de oro a esta programación festival lo pondrá la agrupación musical 'Son del berrocal', compuesta solo por voces masculinas.

En esta programación no faltará una cita con los más pequeños. Se trata de la actuación de las marionetas de Pepito y sus amigos, los días 27 y 28 de julio.