Los festejos taurinos de las fiestas patronales contarán con algunas novedades

Un momento de una capea del año pasado /JSP
Un momento de una capea del año pasado / JSP

Habrá más capeas para jóvenes y una discoteca móvil después del festejo dedicado a las mujeres

Javier Sánchez Pablos
JAVIER SÁNCHEZ PABLOS

La programación taurina de las fiestas patronales, una vez más, está gestionada por la Asociación Encierros Carnavales Plaza Mayor, con el apoyo del empresario Marcos Lozano. Los animales para esos días ya están comprados. Pertenecen a la ganadería de Ciriaco Toscano y de La Solana, según informa el presidente de la entidad, José Rojo.

Esos festejos se concentrarán en cinco días y contarán con algunas novedades. Comenzarán el 1 de septiembre con una capea para mayores, a las siete de la tarde. Al día siguiente, a las doce, tendrá lugar un festejo para jóvenes, seguido de la capea con carretones para los más pequeños. Ese lunes no faltará la capea vespertina para adultos.

La actividad volverá el 6 de septiembre, a partir de las diez de la noche, con una discoteca móvil con música de los años 70, 80 y 90. A media noche, se celebrará una nueva capea para mayores. Después, volverá la discoteca móvil con música actual, detallan fuentes de la organización.

El último fin de semana de las fiestas habrá, como novedad, capeas por la mañana, así como los tradicionales carretones para el público infantil, tanto el sábado como el domingo. Además, ese 7 de septiembre, se celebrará el festejo especial solo para mujeres. Esta jornada se completará con una discoteca móvil en la explanada de la plaza de toros, a partir de las once de la noche. «Pretendemos fomentar lo máximo la capea», sostiene el presidente de la entidad organizadora. Esta programación se terminará el 8, con una capea especial con toros.

Fomento de la afición

Rojo señala que se han programado más capeas para los jóvenes que en otras ediciones, con la intención de que tengan más diversión y de fomentar esta afición. La entrada a estos festejos matutinos costará un euro. Se ha establecido por primera vez este cobro porque «cada vez son más costes», apunta. La entrada de las capeas vespertinas tendrá un precio de 6 euros. Además, existe un abono de 30 euros. Rojo señala que se cuenta con el apoyo del Ayuntamiento, aunque todavía no se sabe la cuantía. Matiza que el Consistorio no ha pedido ninguna entrada.

Este responsable confía en que el público responda a las diversas propuestas. Apunta que la intención es que la entidad siga gestionando estos festejos taurinos en próximas ediciones.