La Feria de la Cerveza Artesana no se celebrará este año por falta de financiación

Participante de una edición anterior de la Feria de la Cerveza Artesana, en la plaza Mayor /JSP
Participante de una edición anterior de la Feria de la Cerveza Artesana, en la plaza Mayor / JSP

Los responsables quieren hacerla el año que viene en primavera, en las instalaciones de la Institución Ferial

Javier Sánchez Pablos
JAVIER SÁNCHEZ PABLOS

La II Feria Internacional de la Cerveza Artesana de Trujillo (Cervezada) se celebró el año pasado en la plaza Mayor del 1 al 4 de noviembre. Sin embargo, por ahora, habrá que esperar para disfrutar de una nueva edición. Se debe a que en 2019 no se llevará a cabo. Así lo confirma uno de los directos de la entidad organizadora, Juan Carlos Muriel.

El gran problema es la falta de financiación por parte de las instituciones públicas. Ante este hecho, se ha decidido aplazarla. Muriel matiza que, desde el Ayuntamiento, sí les han transmitido su apoyo. No obstante, se reconoce que, en la actualidad, no se tiene dinero para participar en su celebración.

La idea ahora es intentar llevarla a cabo el año que viene en primavera. Con ese fin, los promotores ya están trabajando. Ante los problemas económicos, uno de los objetivos es abaratar los costes. De hecho, se tiene claro que uno de los mayores gastos es la infraestructura que se monta para acoger el certamen. Con el fin ahorrar ese dinero, se va a solicitar a la Institución Ferial de Trujillo que pueda dar cabida este evento en sus instalaciones. Una vez que se haga la petición, será decisión de los dirigentes de la entidad, presidida por José Antonio Redondo. Muriel remarca que la intención es que el formato sea parecido al de otras ediciones.

Un valor añadido

Este dirigente sostiene que los promotores quieren mantener vivo este evento con el reajuste presupuestario necesario. En este sentido, consideran que la Cervezada ofrece un valor añadido a la imagen de la ciudad y complementa la actividad lúdico y social de la población. Además, supone una inyección económica, ya que atrae a numeroso público. «Tiene una buena aceptación social, además de que la cerveza artesana está en auge», explica Muriel. Prueba de ello es que, coincidiendo con la segunda edición, por la ciudad pasaron más de 25.000 personas, según datos que ofrecieron en su momento estos organizadores.

Muriel añade que la muestra de cerveza artesana ha sido la más importante en el centro oeste de la península. Consideran que tiene un largo recorrido y no quieren que decaiga.