José Cercas

Felices fiestas. Alegría.

JOSÉ CERCAS

ALEGRÍA

Alégrese cuando la tierra, con su aroma de agua,

acune el cielo marítimo de las olas.

Cuando una nube y un jazmín

circunden la cintura libre de la lluvia.

Cuando tu pelo dance con la dulce brisa,

sobre las noches y las fuentes de piedra,

cuyos surtidores tengan sus caños de bronce

orientados al poniente de tus labios.

Alégrese la patria que me aflige,

las horas que caen dormidas en silencio,

las que habitan la afonía libre de la palabra.

Alégrese de los tiempos que buscan

sus propios dioses detrás del júbilo y la primavera.

Alégrese de los algodones blancos de las manos,

de los pasos del niño y de las madres pájaros

cuando vuelven al nido de la existencia,

cuando mueven sus vientres,

como matrices musicales del crepúsculo,

hacia los mudos orígenes del hierro.

Alégrense cuando los gladiadores que no combaten,

con las manos forjan los arados,

con las hiedras libres que trepan

hacia la humedad temprana del rocío,

con la tristeza que muere de celos,

con los cuervos que granan en las ramas de la risa,

con las parejas que juegan a abandonarse

en el cosmos de los besos y en el barro.

Alégrese cuando las semillas germinen en las palabras,

junto a las sombras rotas de las esquinas,

junto a la canción que al oído tú le cantas,

junto a las estrofas que llevan,

prendidas entre sus versos,

junto a los poemas nacidos de la cálida imagen,

de la poesía y del amor. ¡Alégrense!