La concejala delegada, junto al director de la Escuela de Música / JSP

La Escuela de Música inicia el curso con la intención de colaborar en actividades del Consistorio

El plazo de matriculación se abre hoy, el 3 de octubre habrá una reunión y las clases comenzarán al día siguiente

Javier Sánchez Pablos
JAVIER SÁNCHEZ PABLOS

La concejala delegada, Manuela Ortega, sostiene que la Escuela Municipal de Música no es solo la impartición de las clases. Partiendo esta idea, quiere que la entidad se involucre en actividades que pueda llevar a cabo el Consistorio a lo largo del año escolar. Prueba de ello es que va a participar en el inicio del curso de la Real Academia de la Artes y las Letras de Extremadura, con sede en el palacio de Lorenzana, con la interpretación del himno de la propia institución.

Ante esta solicitud, «la escuela de música está ahí para colaborar con el Ayuntamiento y, en las posibilidades que se tenga, siempre estaremos dispuestos». De hecho, ya en alguna ocasión, se ha participado, apunta su director, Juan Francisco Mateos.

Con este deseo, echará a andar un nuevo curso de esta escuela municipal y ya van 35 ediciones de forma ininterrumpida, a pesar de vivir situaciones de crisis y una pandemia, apunta este responsable. Por ello, agradece a las distintas corporaciones municipales que han pasado por el Consistorio el apoyo recibido. «Es importantísimo que haya actividad musical en una época en el que las crisis nos está asolando. La música siempre ayuda», resalta.

Oferta

La oferta educativa de la Escuela Municipal de Música será igual que la del año pasado. Para ello, se contará con cuatro profesores. Con este personal, se darán clases individuales de media hora de diferentes instrumentos, como son violín, guitarra clásica, de acompañamiento, así como eléctrica y bajo eléctrico. También se podrán ampliar conocimientos con la bandurria y laúd. Esta oferta además incluye clases de acordeón, piano y flauta travesera y de pico. Asimismo, habrá grupos de lenguaje musical y los más pequeños tendrán iniciación a la música, que supone una toma de contacto mediante el juego y de manera sensorial, señala Juan Francisco Mateos. Dependiendo de la demanda, se podrían hacer grupos de lenguaje musical para adultos.

Ante esta amplia oferta, el director anima a que tanto adultos como menores se inscriban y prueben. Recuerda que las sesiones se ajustan a las necesidades del alumnado. El plazo matriculación se abre hoy en el Ayuntamiento y estará abierto hasta final de mes.

No obstante, a lo largo de octubre también se podrían apuntar más personas, siempre que haya plazas libres. Ya, el 3 de octubre habrá una reunión en el conventual de San Francisco para definir los horarios de las clases individuales y, al día siguiente, comenzarán las sesiones. El año pasado, se matricularon al inicio del curso más de 70 personas, tanto de Trujillo, como de otros municipios de la comarca.