La escuela municipal de jóvenes científicos muestra sus proyectos

Participantes, jurado y organizadores de esta escuela de científicos /JSP
Participantes, jurado y organizadores de esta escuela de científicos / JSP

El ganador del certamen ha sido Carlos Hueso, con la elaboración de un ascensor

Javier Sánchez Pablos
JAVIER SÁNCHEZ PABLOS

Un grupo de doce menores de 8 a 15 años ha aprendido, durante tres meses, ciencia, matemáticas, tecnología e informática. Se ha tratado de la escuela municipal de jóvenes científicos, puesta en marcha gracias al acuerdo entre la Fundación Universidad-Sociedad de la UEX y el Ayuntamiento de Trujillo. «Es una fórmula para hacer llegar la ciencia de manera más lúdica y atractiva a los menores», según explica su coordinador, Rafael Ayllón.

Como colofón al curso, ayer, estos participantes llevaron a cabo la feria de la ciencia en los bajos del Ayuntamiento, con la presentación de sus propios proyectos. Diferentes visitantes comprobaron su funcionamiento. El responsable detalla que los participantes, de forma individual o en parejas, desarrollaron en las últimas semanas en sus hogares un proyecto científico relacionado con los temas principales que se iban tocando en cada sesión semanal. Antes, debían tener su visto bueno, con la intención de que les pudiese orientar.

Entre las iniciativas presentadas ayer, un jurado eligió al mejor, que representará a Trujillo en la feria de la ciencia regional, que será el 15 de junio en Montánchez. Ese ganador fue Carlos Hueso, de 15 años, por la elaboración de un ascensor a escala, con un circuito eléctrico para que suba y baje. Aguanta 300 gramos de peso, además de la caja. Está elaborado con material reciclado.

Otros proyectos

Además, se dieron a conocer una mano robótica, un 'microscopio de boca', con el que se muestra cómo está compuesta la saliva, un robot con un motor, así como la 'nieve instantánea' y el 'termómetro atmosférico', entre otras propuestas.

La concejala delegada, Consuelo Soriano, se muestra satisfecha del desarrollo de la escuela y de los resultados obtenidos. Por ello, le gustaría que pudiera continuar al año que viene. En esta ocasión, ha sido financiada por el Consistorio. El curso que viene, dependiendo de esa participación, se podría estudiar una fórmula para continuar con esa posible colaboración.