Reflexiones desde la ventana

El encuentro

JOSÉ CERCAS

Basado en hechos reales.

Salió a la calle bien vestido, recién afeitado y, a pesar de ir a la piscina, olía a colonia de la buena. Había quedado con ella y eso le parecía suficiente como para ir bien arreglado.

En el bar, la luz del sol daba de lleno en su terraza; todo el mundo buscaba su lugar en la sombra y su refrescante bebida. La vio llegar y su corazón se aceleró. Venía secándose el pelo con la toalla, en un momento, se cruzaron las miradas y ella le sonrió. No existe nadie más, solo ella acercándose, la música acompaña sus pasos, el olor de la alegría impregnándolo todo, aquel lugar se le antojaba como un paraíso, rodeando su sonrisa, todo es ella, se acerca, le da un beso en la mejilla y le dice, «hola». Calla el mundo, hasta el calor calla, solo sus ojos azules y femeninos, mirándole, «hola» le dice. Allí no existe otro espacio, solo la tenue conversación de muescas, sonrisas y labios. De pronto se oye en voz cercana «se cree este que se la va a follar» se dan cuenta de que allí hay más gente observándolos, acaba la canción mágica de este encuentro. Con pena le dice adiós, adiós contestó él y cada uno se va por un lado distinto.