Participantes en la clausura de las escuelas deportivas

Diversión para despedir las escuelas deportivas municipales

El campo de fútbol de césped artificial acogió ayer la clausura con distintas propuestas

Javier Sánchez Pablos
JAVIER SÁNCHEZ PABLOS

Decenas de menores disfrutaron ayer con distintas actividades en la clausura de las escuelas deportivas municipales, que tuvo lugar en el campo de fútbol de césped artificial. En esta ocasión, la concejalía de Deporte apostó por castillos hinchables acuáticos, hecho que se agradeció ante las altas temperaturas. No faltó la tradicional 'resbaladera' de agua.

Estas propuestas se unieron a un circuito con la participación de diversas modalidades deportivas, como baloncesto, rítmica, atletismo, fútbol y tenis, además de hockey. También se practicó balonmano y vóley. La jornada, además, contó con una zona de música y otra de pintura.

Cada grupo de las escuelas deportivas fue pasando por cada una de estas propuestas, ante la atenta mirada de muchos padres. Al finalizar, hubo un cañón de espuma, para el disfrute de muchos participantes. De este modo se cierra esta edición de las escuelas deportivas.