Visitantes observando ganado de la raza merina / JSP

Los dirigentes aseguran que la feria es una apuesta por el mundo del campo

Enrique Borrega considera que hay buenas expectativas

Javier Sánchez Pablos
JAVIER SÁNCHEZ PABLOS

El presidente de la Institución ferial y alcalde de Trujillo José Antonio Redondo lo tiene claro. Hay una apuesta decidida por la Agroganadera «por y para el campo». Por ello, considera que es una alegría la llegada de la lluvia. «Son lágrimas de ilusión y con esto, a veces, nos vale», apuntó ayer. En este sentido, resaltó que la tierra es parte de la familia. Por ello, no se la abandona, a no ser que sea necesario. Redondo, asimismo, agradeció al personal y ganaderos que han hecho posible este certamen y a las instituciones que lo apoyan: Junta de Extremadura, las Diputaciones de Cáceres y Badajoz y Cajalmendralejo.

En esta línea también se pronunció el presidente del comité ejecutivo del certamen, Enrique Borrega. En su intervención resaltó también la colaboración del Ayuntamiento, que ha incrementado este año su apoyo.

Este responsable aseguró que confía en que la de esta edición ser auna buena feria «hecha por y para los ganaderos». Tampoco tuvo dudas de que, aunque hubiese habido huelga de transporte, se hubiesen respetado los camiones de ganado vivo. Por ello, no había miedo a que no llegasen, comentó.

En declaraciones a este diario, Borrega insistió en que las expectativas para esta feria son buenas, no solo porque se han llenado todas las naves de ganado, sino porque también se han completado los lugares destinados a los expositores para dar a conocer sus productos. «Tenemos lista de espera y eso solo pasa en la Feria del Queso», remarcó. Y este hecho ha creado una gran expectación, destacó.

En su opinión, la fórmula de contar con el sector equino, además de la exhibición programada, ya tuvo buenos resultados el año pasado y beneficios para los expositores. De ahí la demanda, incidió. Esta misma dinámica se repite en esta edición, en la que hay unos 30 equi- nos de diferentes razas. La exhibición de caballos será de pura raza árabe a la vaquera y tendrá lugar mañana en el pabellón hípico. Se espera que este espectáculo tendrá lleno de público por su calidad.

Asimismo, como novedad, se ha puesto una carpa con una muestra de gallinas de gran variedad y no faltarán los concursos morfológicos.

El presidente del comité ejecutivo del certamen recordó ayer la importancia de las conferencias que se llevarán a cabo esta mañana. Una de ellas es de ganadería regenerativa, a cargo de la ganadera Beatriz Pablos.

También hablará de los aspectos principales de la PAC el director general de Política Agraria Comunitaria de la Junta.

Otro evento importante en esta edición es el Salón de la Carne de Calidad, coordinado por Feagas y que cuenta con grandes cocineros. De este modo, se da una vuelta a esta iniciativa. Hay que recordar que, el año pasado hubo 'influencers'. Asimismo, este salón sigue ofreciendo degustaciones gratuitas.

Subastas

En este repaso de propuestas, están las subastas. «Creo que hay buenos augurios». La primera será este sábado, la de raza merina, en la que se subastarán 195 hembras y 28 machos.

El doming , será la de vacuno con las razas avileña negra ibérica, charolesa, limusina, parda de montaña y retinta. Suele ser habitual que lo que no se vende en la subasta, luego lo hace en venta directa.

Aunque este es un certamen dedicado al profesional, también se han programado actividades lúdicas. Prueba de ellos es que hay actividades infantiles tanto hoy como mañana gracias a la Concejalía de Juventud. Además, el Ayuntamiento trujillano sacó a subasta terreno para situar una carpa de música.

Enrique Borrega resalta que, poco a poco, tras la pandemia, la Feria Agroganadera se ha recuperado. «Ya el año pasado recuperamos mucho». En esta edición, se mantiene ese impulso. Por ello, una vez que se termine el certamen, afirma que se conformaría con que los ganaderos estuviesen contentos y con ganas de volver.