La directiva de la Hermandad Virgen de la Victoria, patrona de la ciudad, sigue sin tener relevo

Directivos en la asamblea de la Hermandad, celebrada el año pasado /JSP
Directivos en la asamblea de la Hermandad, celebrada el año pasado / JSP

Su posible renovación se tratará en la asamblea de este sábado, aunque no se esperan cambios

Javier Sánchez Pablos
JAVIER SÁNCHEZ PABLOS

La asamblea de la Hermandad Virgen de la Victoria, que tendrá lugar este sábado, servirá una vez más para plantear la falta de relevo existente para su junta directiva. No obstante, se propondrá la renovación parcial de este órgano de gobierno, en los puestos de presidente, tesorera y cinco vocales, sin que, hasta ahora, haya personas que quieran ocupar esos cargos.

El máximo dirigente, Javier Diz, recuerda que entró en esa junta directiva en 2001 como vocal. En la actualidad, lleva 12 años como presidente. Por tanto, considera que es hora de que entre otra persona con ideas renovadas. El problema es que no hay nadie que quiera dar ese paso adelante. «No se quiere esta responsabilidad», explica. Ante esta situación, ha decidido no dejar el puesto vacante y seguir tirando de la hermandad. Diz recuerda que, cuando renovó su cargo hace cuatro años, ya dijo que no estaría otro nuevo ciclo. Sin embargo, las circunstancias le han hecho cambiar de opinión.

Junto a esta propuesta de renovación, en esta asamblea se hablará de nuevos proyectos. Uno de ellos es el adecentamiento de la ermita situada en el castillo. La intención, entre otros trabajos, es pintar la capilla. También se pretende poner un cierre en las escaleras interiores existentes.

Con esta acción, se pretende evitar que la parte de arriba, donde está situada la patrona, se utilice de vestuarios e, incluso, se coma o se beba, cuando hay espectáculos musicales en el castillo. Su planta de abajo se suele habilitar para estos menesteres. «La idea es que la zona de arriba esté más protegida», apunta el presidente.

En la sede

Diz también recuerda que se intervendrá en la sala de juntas de la sede de la entidad. La idea es ampliar esta sala, mediante la eliminación de una cocina existente. También se mejorará el forjado en la planta segunda, que ahora está en madera. Una de las posibilidades es echar hormigón ligero.

Además de estas acciones, no habrá grandes novedades en la programación anual de actividades. Javier Diz apunta que las fiestas seguirán igual que en otras ediciones. Aunque queda tiempo para su celebración, ya se está trabajando en ella en aspectos como la elección del predicador. En esta asamblea, también se entregarán los diplomas de hermanos de honor. Será a las 20.45 en el teatro Gabriel y Galán.