Borrar
La zona caída de la muralla J. S. P.
Se derrumba un nuevo tramo de la muralla

Se derrumba un nuevo tramo de la muralla

Todo apunta a que las causas han sido la lluvia y las filstraciones, según el gerente de Turismo.

Javier Sánchez Pablos

Miércoles, 3 de abril 2024, 09:24

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La historia se repite. La muralla de Trujillo, uno de los elementos arquitectónicos más importantes de la ciudad, vuelve a sufrir un nuevo percance. Se ha derrumbado uno de sus tramos. Concretamente, ha sido en la zona de la coracha o espolón, situada junto a la explanada de la entrada principal del castillo y que da al parking de un establecimiento hotelero. «Se trata de una torre coracha de una barbacana del siglo XII», apunta el cronista oficial de Trujillo y gerente de Turismo, José Antonio Ramos. Ante el peligro que supone, se han puesto vallas para que no se pueda acceder a ella.

El suceso tuvo lugar el pasado viernes. A falta de los informes técnicos todo apunta a que el derrumbe se produjo por la lluvia de los últimos días y las filtraciones, vaticina Ramos.

Ya, en esta zona se cayó otro tramo el 4 de noviembre de 2011. En aquel momento, se explicó que esa parte recibe el agua de la explanada junto a la alcazaba trujillana. Al estar formada por argamasa, las filtraciones habían hecho que perdiera consistencia.

Su restauración se llevó a cabo en 2012, con financiación de la Junta de Extremadura. Consistió en la limpieza del terreno, así como en recuperar el núcleo interior con un mortero de cal y arena, según se explicó entonces. No solo se restauró el lienzo caído, sino que se hizo una obra más profunda, con el fin de evitar nuevos daños. Con esos trabajos de restauración, se convirtió en un nuevo mirador.

Tramo deteriorado

Pasados doce años, se vuelve a producir un nuevo derrumbe en la misma zona. Además, no solo ha afectado al muro, sino también a su parte de arriba. Fuentes consultadas por este diario aseguran que ese tramo ya estaba muy deteriorado. Ante este hecho, desde el hotel que hay en la zona se había puesto en conocimiento de la Administración local esta situación hacía ya tiempo.

Al estar en un espacio que no es muy visible, unido a la lluvia de la Semana Santa, este derrumbe no ha llamado la atención de los vecinos. Además, hay que recordar que el pasado lunes fue fiesta local en la ciudad.

A partir de ahora, es el turno tanto de los técnicos como de los dirigentes políticos, que tienen que decidir los pasos que se deben dar para arreglar la caída de este tramo de la muralla.

Las últimas intervenciones en la muralla trujillana se llevaron a cabo en dos puntos en la anterior legislatura. Concretamente, se restauró un tramo caído en 2020 de la zona del espolón situado junto al cementerio y que formaba parte del paseo de ronda.

También se intervino en la albacara del castillo, con la recuperación del tramo norte de su muralla y del derrumbe colindante en el tramo oeste producido en 2015.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios