Jugadores del Trujillo, tras su último partido de la liga pasada. / JSP

El Trujillo comienza la nueva temporada el 1 de agosto con el mismo bloque

El nuevo proyecto se ha completado ya con cuatro nuevas incorporaciones

Javier Sánchez Pablos
JAVIER SÁNCHEZ PABLOS

«Para un equipo humilde», el objetivo para la nueva temporada sigue siendo la permanencia en Tercera División. Así lo señala el presidente del CF Trujillo, Genaro Sánchez Peña, que cogió las riendas del club hace poco tras la renuncia de su antecesor, por cuestiones médicas y personales. Sánchez reconoce que la afición está ilusionada tras el buen papel que se hizo la temporada pasada, a punto de jugar los playoff de ascenso a Segunda RFEF. No obstante, matiza que cada año es muy complicado. «La experiencia nos sirve para podernos mantener, que es la idea de la directiva», matiza.

El nuevo proyecto echará a andar el 1 de agosto. Para ello, se ha conseguido mantener el mismo bloque de la temporada pasada, con algunos refuerzos, todos ellos dirigidos, de nuevo, por Maxi Ovejero. Entre esas nuevas incorporaciones, están los extremeños Gabriel García de la Peña 'Gabri' y Kevin Cortés, así como el defensa David Moraga y el centrocampista José Antonio Ayuso. Aunque la mayoría de la plantilla estará conformada por jugadores de fuera, la idea es que se complete con jóvenes de la casa.

El dirigente también habla del apoyo de la afición. El año pasado se contó con 260 socios. Sánchez considera que es un número escaso para una población como Trujillo. En este sentido, reconoce que «no sabemos qué tecla tocar para que la gente venga al fútbol». Ahora, se ha vuelto a abrir la campaña de socios, con la aspiración de tener, al menos, los mismos que el año pasado. No obstante, el anhelo es contar con unos 500 abonados.

Uno de los aspectos negativos de la temporada pasada fue el Trujillo B, una apuesta de la directiva para que fuera un equipo intermedio con el de Tercera División, con el fin de que jugadores se pudieran foguear antes de dar el salto definitivo. Sánchez Peña reconoce que no salió bien. «El problema es que no ha habido compromiso por parte de muchos jugadores», ratifica. Este hecho ha provocado que no se vuelva a apostar por este equipo.

La nueva temporada se afronta con un presupuesto parecido al de años anteriores, que rondan los 150.000 euros. Eso sí, en esta ocasión, habrá que 'apretarse el cinturón', ya que se tiene un déficit de unos 12.000 euros, que se pretende que desaparezca a lo largo de la temporada. Lo que no falta es el apoyo del Ayuntamiento. «La relación es buena. Aunque siempre se pide más, los concejales Gabriela Carvajal y Enrique Borrega conocen de primera mano los problemas y, en su medida, nos ayudan». También solicita la ayuda del alcalde, para tener un gran espónsor y no tener que partir siempre de cero en cada temporada.