El Club Fútbol Trujillo consigue ya clasificarse para los play-off de ascenso a Tercera División

El 11 de la última jornada /Rubén Mateos Arias
El 11 de la última jornada / Rubén Mateos Arias

Ahora, el objetivo de los trujillanos es ser campeones de liga

Javier Sánchez Pablos
JAVIER SÁNCHEZ PABLOS

Primer objetivo conseguido. El Club Fútbol Trujillo ya está clasificado matemáticamente para disputar los play-off de ascenso a Tercera División. Este fin se ha obtenido a falta todavía de cinco jornadas para que se termine la liga regular de la Primera División Extremeña, donde militan los trujillanos. La última victoria que ya da derecho a jugar esa fase de ascenso se obtuvo el pasado domingo contra Las Hurdes. Se ganó 6-1 en el municipal Julián García de Guadiana. Con este buen resultado, se ratifica, una vez más, la buena temporada que están haciendo los pupilos del entrenador Maxi Ovejero.

El vicepresidente del club, Joaquín Espada, se muestra muy satisfecho de esta trayectoria. Recuerda que se llevan 13 jornadas ganando, «en una categoría muy difícil». Ahora, el próximo objetivo es quedar campeón de liga. En la actualidad, se está a ocho puntos del segundo, que es El Montehermoso, seguido del C. D. Chinato y cierra los cuatro primeros puestos el Miajadas. «Pinta bien y bonito pero hay que ir poco a poco», señala Espada.

Este dirigente destaca el trabajo que se lleva haciendo desde principio de temporada, además de la ilusión que tienen tanto jugadores como entrenador. No se olvida del apoyo de la afición, además de las empresas colaboradoras. «No es nada fácil conseguir estar ahí arriba, después de un descenso el año pasado», añade.

Este responsable sostiene, asimismo, que se ha conseguido tener una economía saneada. La deuda pendiente se está pagando todos los meses para que al final de temporada se quede a cero. No duda de que es un paso importante contar con un equipo saneado para intentar subir a Tercera División. Joaquín Espada indica que el año pasado había una deuda de más de 30.000 euros, lo que hizo que el trabajo fuese muy complicado.

No obstante, Joaquín Espada quiere ser prudente y por ahora prefiere no hablar de ascenso, sino del siguiente rival, que es El O. Peleño. Insiste en que el objetivo al inicio de la campaña era clasificarse para esa fase de ascenso y ya se ha obtenido. Ahora, «tenemos que pensar en ser campeones de liga. Luego ya veremos lo que pasa», añade. Lo que si tiene claro es que Trujillo se merece estar en Tercera División.