La abuela del escalador, el presentador y la concejala delegada / JSP

El deporte trujillano celebra su fiesta anual en un teatro Gabriel y Galán lleno

La concejala resalta, en su intervención, que ya falta poco para poder disfrutar de la piscina climatizada

Javier Sánchez Pablos
JAVIER SÁNCHEZ PABLOS

Algo de alboroto antes del inicio, unido a ciertos nervios, para dar paso a los aplausos y a muchos agradecimientos. Todo ello estuvo aderezado con diferentes entregas del divertido espectáculo de magia y malabares 'El último reto', de La escalera de Tijera. También hubo exhibiciones de rítmica y zumba, protagonizadas por menores.

Estos fueron algunos de los ingredientes de la gran fiesta anual del deporte trujillano, que tuvo lugar ayer por la tarde, en un abarrotado teatro Gabriel y Galán. Esta gala sirvió para reconocer el trabajo y los éxitos conseguidos en este año por parte de diferentes deportistas y agrupaciones.

Quizá, el gran ausente fue el 'premio Extremadura', que se lo llevó el medalla de oro olímpico Alberto Ginés. No obstante, mandó un vídeo agradeciendo el galardón y disculpando su ausencia. Lo recogió su abuela, que reivindicó sus raíces trujillanas. Además, recordó que, desde pequeño, el escalador ha disfrutado de la ciudad.

El acto arrancó con una exhibición, seguido de un vídeo de hace 19 años de diferentes deportes. Seguidamente, intervino la concejala delegada, Gabriela Carvajal, quien destacó la cantidad de eventos deportivos realizados este año en la ciudad. «El presupuesto anual para los eventos ascendió entre 35.000 y 40.000 euros». Asimismo, puso de manifiesto que, para espacios deportivos y material, se destinan casi 100.000 euros. «Falta poco para poder disfrutar de nuevos espacios como la piscina climatizada». También apuntó que pronto se abrirá la primera zona de un rocódromo.

Gala del deporte

Tras estas palabras llegaron los momentos más esperados, con la entrega de los premios, que este año estrenó obsequio elaborado por la artesana Belén de Miguel. En primer lugar, se dio el galardón a la trayectoria deportiva que fue para Carmen Elías y Carolina Paredes, tras finalizar su exitosa trayectoria en rítmica. Ambas destacaron la figura de su entrenadora, Raquel Rubio. Seguidamente fue el turno de la ciclista Cristina Barrado y el atleta Javier Alvarado, como deportistas del año. La primera consiguió la medalla de plata en el campeonato de España contrarreloj y la de bronce en línea. Alvarado, entre otros éxitos, ha obtenido recientemente un tercer puesto en el Campeonato de España Militar y Campeonato autonómico de Castilla la Mancha.

Seguidamente se concedió el premio al mejor evento deportivo a la prueba ciclista Enduro Ciudad de Trujillo. Su principal responsable, Manuel Plaza, destacó que este premio es un poco de todos, porque, de una o de otra forma, toda la ciudadanía ha colaborado con esta cita, que ha cumplido diez años. El premio al mejor club fue para el Colegio Sagrado Corazón de Jesús. Lo recogió Enrique Cancho, quien resaltó el valor de la amistad en el deporte. Asimismo, el mejor equipo fue designado el de los juveniles del Club Fútbol Trujillo. En este caso, su entrenador, Antonio Alvarado, Ñeke, reivindicó inversión en recursos humanos y materiales en el deporte base, ya que ese es el camino para conseguir un deporte amateur sostenible en la ciudad.

En esta ocasión, además, se quiso galardonar a Tomás Maldonado, por su colaboración con el deporte. Asimismo, usuarios del centro trujillano de Aspace Cáceres obtuvieron el premio Deporte sin Barreras, por su participación en los JEDES. Su directora Elisabeth Pajuelo, recordó que objetivo es visibilizar las prácticas deportivas en las personas con diversidad funcional compartiendo espacios inclusivos.