Los representantes del PP tras la rueda de prensa, esta mañana / JSP

El PP denuncia un recorte de plazas del 76 por ciento en la localidad con el plan de empleo de la Diputación

Inés Rubio critica que el equipo de Gobierno local guarde silencio ante esta situación

Javier Sánchez Pablos
JAVIER SÁNCHEZ PABLOS

El plan de empleo de la Diputación de Cáceres nace con una merma «importante», ya que cuenta con un 22,5 por ciento menos de fondos, lo que supone menos generación de empleo. Con estos datos, la ciudad trujillana sufrirá un recorte de plazas de un 76 por ciento, pasando de 21 puestos de trabajo previstos con este plan en 2020, a 15 en 2021 y a solo 5 este año.

Así lo ha denunciado esta mañana en rueda de prensa el portavoz del PP en la Diputación de Cáceres, José A. Sánchez Juliá, que ha estado acompañado por la portavoz popular en la localidad, Inés Rubio y por el diputado también provincial Oscar Mateos, así como otros compañeros de partido.

Sánchez Juliá recuerda que este plan de empleo, que se repite cada año, busca el mantenimiento de los servicios públicos en los ayuntamientos. Insiste en que su grupo no entiende los recortes llevados a cabo por el Gobierno socialista de la Institución provincial, teniendo en cuenta, además, que la ciudad trujillana, al cierre de 2021, tenía 740 desempleados. Asimismo, pone de manifiesto que Trujillo es la quinta localidad de la provincia con mayor tasa de desempleados y es la cuarta a la que se somete a un mayor recorte para la creación de empleo con este plan. Ante estas circunstancias, el portavoz popular provincial apunta que el equipo de Gobierno «no está mirando las verdaderas necesidades de los municipios».

Sánchez Juliá igualmente explica que el plan global está dotado con 5 millones de euros para el ejercicio de 2022. Sin embargo, en el reparto general que se hace a toda la provincia, se asignan 4,7 millones de euros. Ante estas cifras, denuncia que haya 300.000 euros ya presupuestados sin asignar y que generarían 38 puestos de trabajo más. Por tanto, considera que esos recortes se pondrían solucionar si el gobierno de la Diputación «tuviese sensibilidad y las prioridades claras», que deben ir encaminadas al mantenimiento del empleo y «no buscar únicamente un titular».

Con esta situación, en el pleno de la Diputación, se va a reivindicar que se dé marcha atrás y que se ejecuten en su totalidad los fondos que están presupuestados para este plan.

Por su parte, la portavoz popular en Trujillo, Inés Rubio, critica que el equipo de Gobierno de la localidad «guarde silencio, no sea reivindicativo y sea conformista, más cuando se trata de generación de empleo». Considera que es una muestra más de dejadez y abandono. Por ello, exige que se pida el reparto de esos 300.000 euros que no están asignados para que haya más contrataciones.