Inés Rubio junto a sus compañeros, en los terrenos que deben acoger la residencia de mayores / JSP

El PP denuncia una merma de servicios en la futura residencia de mayores de Huertas de Ánimas

Rubio además se reserva la posibilidad de iniciar acciones legales por no darle el segundo turno de intervención en el pleno

Javier Sánchez Pablos
JAVIER SÁNCHEZ PABLOS

«Ese gran proyecto que presentaba el gobierno socialista como buque insignia para Trujillo y para la comarca, se queda en un barquito». Así lo afirmó ayer la líder del PP, Inés Rubio, sobre la futura construcción de la residencia de mayores prevista en Huertas de Ánimas y tras la aprobación definitiva de este proyecto en la sesión plenaria el pasado lunes. Hay que recordar que tuvo los votos a favor del PSOE y la abstención del PP.

Rubio compareció ante los medios de comunicación junto al espacio donde se quiere hacer esa edificación y acompañada por otros compañeros concejales. Recordó que su grupo dio su 'sí' a la aprobación inicial de este proyecto, ya que era una propuesta ambiciosa que recogía centro de día y centro residencial asistido tanto para personas válidas, como no válidas. Sin embargo, con el visto bueno definitivo, se ha tenido «la ingrata sorpresa», de que el proyecto se ha modificado y solo queda una residencia para personas válidas con unas 30 plazas. Por tanto, considera que no es un proyecto completo y que no atiende a las necesidades reales que demanda el municipio.

No obstante, matizó que su grupo si apuesta por una residencia pública, pero con todos los servicios. «Lo que no compartimos es un proyecto incompleto», sostiene. Además, recordó que, debido a las dimensiones de la parcela, no se podría ampliar. Por tanto, «nunca se va a poder desarrollar» ese centro de día ni la residencia para no válidos. Al final, considera que no va a prestar ni la tercera parte de los servicios planteados inicialmente y no se va a llegar a la mayoría del colectivo de mayores. En la actualidad, hay tres residencias de mayores privadas en la localidad.

Acciones legaes

Rubio, en esta comparecencia, matizó que estas explicaciones llegan una vez que «se nos negó la posibilidad de intervenir en el pleno». Hacía referencia a que el alcalde no dio el segundo turno de intervención a la líder de la oposición en este punto, puesto que consideraba que ya estaba suficientemente debatido y ya había mostrado su intención de voto.

Ante esta negativa, considera que se les ha coartado el derecho que tienen de participar activamente en las sesiones plenarias y en defender su postura. Por ello, aseguró que su grupo se reserva la posibilidad de iniciar las acciones legales oportunas como oposición, ya que matiza que ese turno de intervención no es potestad de la alcaldía, como aseguró el mandatario trujillano. La portavoz popular opina que, si un grupo pide un segundo turno de intervención, hay que otorgárselo para poder defender su sentido del voto.

Además, recordó que no es la primera vez que les pasa, «vulnerando un derecho fundamental de participación en los plenos», añadió.