La demanda del ropero solidario de Cruz Roja aumenta con el frío

Susana Ramos, en el ropero solidario de Cruz Roja /JSP
Susana Ramos, en el ropero solidario de Cruz Roja / JSP

Como es el único de la entidad en la zona, llega hasta Villuercas, así como a Cáceres

Javier Sánchez Pablos
JAVIER SÁNCHEZ PABLOS

El frío está haciendo mella en muchas personas y eso se está notando en el ropero solidario que gestiona la asamblea local de Cruz Roja Trujillo. Según explica su presidenta, Susana Ramos, la demanda, sobre todo, de abrigos, botas y botines, ha aumentado considerablemente en las últimas semanas. Las peticiones no solo llegan de los pueblos de la Mancomunidad, sino también de otras zonas de la provincia, como Logrosán y Guadalupe. También, desde la ciudad trujillana, se ha abastecido a Cáceres, a través de algunos colectivos sociales. Ramos matiza que, en la actualidad, es el único ropero que tiene Cruz Roja en la zona.

La ropa existente suele llegar por medio de donaciones de particulares, así como de algunas entidades. Una de las ultimas aportaciones provino de una zapatería cacereña que cerró sus puertas. Gracias a ello, se cuenta con un número importante de zapatos para esta época del año, así como botas se seguridad y zapatos para menores.

Ramos matiza que, aunque las peticiones han aumentado, por ahora, la agrupación cuenta con suficiente ropa para poder cubrir esas necesidades Eso sí, reconoce que lo que menos hay es para edades comprendidas entre 0 y 14 años. Además, adelanta que uno los planteamientos para el año que viene es hacer un llamamiento para recogida de uniformes escolares.

Recuerda que, una vez que se hacen las donaciones, se revisa que todo esté en perfecto estado. Para llevar a cabo las peticiones, hay que ponerse en contacto con Cruz Roja Trujillo. Si es una emergencia social, esa ropa se entrega en el momento. Si no, la entrega se hace en un plazo de 24 horas, el tiempo necesario para buscar lo que mejor se adapte a esa demanda, añade.

Alimentos

Además de este servicio, la entidad trujillana continúa con su campaña de alimentos. Recuerda que con esta prestación se abastece a poblaciones de la Mancomunidad, e incluso, a Miajadas y Logrosán, entre otros. «Se dan alimentos no perecederos», señala. A partir de ahora, se planteará la fórmula de hacer cenas especiales para la época de Navidad, aunque todavía no está cerrado, detalla la presidenta.

Estos proyectos se unen a la campaña de ayuda de material escolar que se llevó a principios de curso, dando servicio a más de una treintena de pequeños. Asimismo, se continúa con la ayuda técnica, con sillas de ruedas, camas articuladas y andadores. Susana Ramos apunta que Cruz Roja tenía una partida económica que se utilizó para la compra de esos utensilios y se repartió entre las asambleas. Por tanto, en Trujillo, la mayoría de ese material es nuevo, aunque también hay algunas donaciones. Igualmente, hay carritos bebés y cunas de segunda mano. Casi todo está cedido.

 

Fotos

Vídeos