Los menores, con el diploma del curso de natación. / HOY

Un mes dedicado a formar a pequeños nadadores y crear 'científicos'

Los campamentos urbanos y los cursos en las piscinas municipales han centrado parte de la actividad lúdica estival

Javier Sánchez Pablos
JAVIER SÁNCHEZ PABLOS

«Son ya unos nadadores profesionales». Era el mensaje que lanzaba ayer uno de los monitores, Carlos Catalán, a los padres y madres en la clausura de uno de los cursos de natación que se ha llevado a cabo durante este mes. Mientras, los más pequeños, estaban con diploma en mano, satisfechos del trabajo realizado. Y es que estos cursos, junto a los campamentos urbanos, han sido dos de las propuestas infantiles que han copado el mes de julio. Ambas han estado promovidas por el Ayuntamiento a través de 'Iter Terrae'. Su coordinadora, Fátima Retamosa, resalta la buena participación que han tenido las dos iniciativas.

Los campamentos urbanos, que se han desarrollado por semanas, han tenido una media de algo más de 40 participantes. «Muchos han ido repitiendo cada semana», detalla esta responsable. Las primeras horas han estado destinadas a juegos lúdicos en la piscina municipal. Después, los participantes se han trasladado al centro iNovo, para realizar llamativas propuestas. Para ello, se ha contado con la colaboración del Circular FAB.

Una de las actividades realizadas / HOY

Retamosa recuerda que el hilo conductor durante todo el mes ha sido el tiempo. De este modo, en la primera semana las actividades estuvieron dirigidas a la tecnología. Después, los más pequeños se impregnaron de la cultura árabe, así como de la romana. De hecho, hicieron una pequeña calzada romana. La última semana ha estado dedicada a la ciencia y naturaleza, con la realización de diferentes experimentos caseros. Todo ello se ha completado con la visita del presidente del Refugio Turgalium, Mario Gilabert, con su perro Ángel. «Con gran pena damos por finalizada esta temporada de campamentos», apuntaba Retamosa, a quien no le han faltado las felicitaciones.

Natación

De forma paralela se han desarrollado las iniciativas más tradicionales durante este verano, como son los cursos de natación. La primera quincena tuvo lugar en la piscina de Trujillo, con 75 menores, y la segunda, en Huertas de Ánimas, con unos 40. A partir de este lunes volverán a celebrarse, de nuevo, en Trujillo. Esta responsable recuerda que, en esos quince días, muchos niños pierden el miedo al agua e, incluso, se sueltan a nadar. Otros les ayudan a perfeccionar su estilo. «Hemos notado un gran avance», resala un padre.

Mario Gilabert en el campamento urbano

No han sido las únicas actividades lúdicas en este mes. También ha habido un campus de fútbol, promovido por el CF Trujillo, con 35 participantes. Además, Colorín Colorado continúa con actividades lúdicas para los menores.

Con el mes de agosto se ponen en marcha otras propuestas. Ejemplo de ello es el programa Diviértete, que el día 1 inicia sus campamentos urbanos. El primero será en Huertas de Ánimas y estará dedicado al patrimonio y a la historia. «Marcaremos una línea del tiempo, comenzando con los conquistadores», señalan fuentes de la organización.