Parte de los participantes de esta iniciativa deportiva / J. S. P.

Decenas de pequeños valientes desafían a la lluvía en la San Silvestre escolar

La carrera, junto con otras propuestas lúdicas, ha contado con una participación de algo más de un centenar de personas de los tres colegios

Javier Sánchez Pablos
JAVIER SÁNCHEZ PABLOS

Ni la tímida lluvia, pero casi constante durante la mañana, ni el frío fueron obstáculos para que decenas de valientes, en su mayoría menores, participasen en una iniciativa novedosa en la ciudad.

Se trató de la celebración, ayer, de la primera San Silvestre escolar, una carrera no competitiva que tuvo lugar en el parque de San Lázaro, con la participación, de un modo o de otro, de más de un centenar de personas. Estuvo promovida por las asociaciones de madres y padres del alumnado (AMPA) de los tres colegios del municipio, junto con el Club Atletismo Trujillo y con el apoyo del Ayuntamiento.

En esta ocasión, una vez más, el deporte se unió con la solidaridad, ya que la recaudación de la inscripción de dos euros, ha ido a parar a Cáritas Trujillo, con el fin de ayudar a las personas con menos recursos. «Si podemos hacer feliz a una sola persona, ha merecido la pena», apunta una de las organizadoras, Estrella Rodríguez.

Carreras

Las carreras, desafiando el mal tiempo, comenzaron ya pasadas las once de la mañana. En primer lugar, fue el turno de los pequeños de tres años. A partir de ahí, se fueron desarrollando las pruebas, con diferentes distancias, según las edades. La última estuvo protagonizada por los de 12 años en adelante, con adultos incluidos, ya que algunos padres y madres no perdieron la oportunidad de participar. Otras personas, aunque colaboraron con la causa, prefirieron esperar en la línea de meta para animar con sus aplausos a los corredores. Todos los corredores, mayores incluidos, se llevaron un bolsa de golosinas y una botella de agua.

La actividad deportiva estuvo aderezada, además, con exhibiciones de zumba muy participativas coordinadas por las hermanas Marisol y Charo Andrade, además de actividades de pinta-caras y globoflexia, dirigidass por personal de la Concejalía de Juventud. Estas propuestas se llevaron a cabo a cubierto en el templete o kiosco situado en este parque. También hubo juegos, además de ambientación musical. Tras la entrega de los premios, hubo un sorteo de dos ejemplares de la D. O. P. Torta del Casar.

Satisfacción

Responsables de la iniciativa han mostrado su satisfacción por el desarrollo de la actividad, a pesar de que el mal tiempo haya restado participación. «Ha sido una pena la lluvia, porque todo ha salido genial», apunta la responsable del club de atletismo, Patricia Porras, que estaba encantada con esta propuesta.

El principal promotor, Luis Mata, explica que el objetivo siempre ha sido hacer una actividad con la participación de los tres colegios, porque «los niños están siempre juntos. Además, con esa colaboración, siempre salen ganando nuestros hijos». Tras lanzar la idea, insiste en que el acuerdo entre las ampas y el club ha sido muy fácil. Asimismo, reconoce que el Ayuntamiento ha dado todo tipo de facilidades para esta celebración.

Los organizadores esperan poder repetir al año que viene esta misma iniciativa, incluso mejorarla con otras propuestas, eso sí, con mejor tiempo.