josé cercas

Crónica veraniega del pueblo

JOSÉ CERCAS

Hoy, en el bar de la piscina, con su luz del verano, inauguramos las vacaciones estivales, la gente con esa alegría que da siempre estos principios, va y viene bajo un calor de justicia. Me acerco y me encuentro con mi vecina Patricia y Álvaro, su marido, con ellos doy al botón de salida, comenzamos. El júbilo por doquier, las cervezas también y con el sonido, a lo lejos, del sencillo chapoteo en el agua, nos comunica que, a estas horas, estamos donde tenemos que estar, y con esta ilusión abordamos un nuevo ciclo estival. Juan Luis, como mozo de ceremonias, llena los vasos de espuma y levaduras; ya me entienden, (sonrisa de oreja a oreja). La fiesta, la música, los grados etílicos y las risas están, se las espera, porque ya vienen de camino. Por vosotros pongo esta canción, «grita María detrás de la barra». ¡Salud!