Cortan la luz a catorce familias en las antiguas casas de los camineros

Afectados por esos cortes de luz / JSP

Sus inquilinos se quejan de que ha sido sin avisar y piden una solución para regularizar la situación en estos hogares

Javier Sánchez Pablos
JAVIER SÁNCHEZ PABLOS

La sorpresa llegó ayer por la mañana. La mayoría de las viviendas se había quedado sin luz, debido a que operarios de Iberdrola había cortado el suministro sin previo aviso, según explican los vecinos. Así también fue ratificado por el propio concejal de Obras y Servicios, Juan Jesús Martín. Ese hecho ha sido la gota que ha colmado la paciencia de unas 14 familias que viven en una situación precaria en las antiguas viviendas de los camineros, en la zona conocida como 'El vivero', junto a los dos polígonos industriales.

Estos inmuebles son propiedad de la Junta, detalla el edil. Algunos de esos inquilinos llevan viviendo en estos hogares cerca de 30 años. Los más antiguos entraron con un contrato y con el beneplácito del Consistorio de aquella época. Otros fueron ocupando poco a poco estos hogares ya vacíos, sin ninguna documentación. También hay profesionales que tienen destinados algunas viviendas de forma regular.

Francisco Bravo recuerda que, en un principio, estuvo unos 20 años alojado en estos inmuebles. Después, se fue y por circunstancias de la vida, tuvo que volver, junto con sus hijos. Recuerda que en esa vuelta, las viviendas ya estaban muy deterioradas. No entiende por qué de la noche a la mañana han cortado a luz. Señala que ni él ni otros vecinos se niega a pagar ni recibos de suministro eléctrico ni del agua. Consideran que les tenían que haber avisado y dado la oportunidad de regularizar su situación, al menos, con la empresa eléctrica.

Otros compañeros señalan que no les importaría pagar un alquiler, pero con una vivienda digna y acorde a sus circunstancias. Para ello, se necesitaría una fuerte inversión.

Arreglos

Milagro Fernández recuerda que, desde que era pequeña, lleva viviendo en estos hogares. Ahora, tiene una hija de un año. Sostiene que, poco a poco, ha ido haciendo arreglos en su casa. No obstante, remarca que algunas no son fácil de arreglar por sus deficiencias. Cuentan con humedades, grietas, goteras e, incluso, el tejado está en mal estado. La de su padre, por ejemplo, tiene diferentes carencias. Sin embargo, no tiene dinero para mejorarla. Esta joven apunta que necesitan que les den una solución. De la misma opinión es su hermano Ricardo.

María Isabel Felipe demanda una vivienda digna. Reconoce que entraron en estos hogares porque no tenían posibilidad de pagar un alquiler. Su pareja ya lleva 30 años viviendo en esta zona y nunca ha habido ningún problema. Por ello, al menos, pide que le hubiesen avisado de ese corte para poder actuar. «Tenemos niños pequeños. ¿Ahora qué hacemos?», apunta.

Estos vecinos no solo se quejan de la mala situación de las viviendas, sino también de la zona, llena de hierbas y sin iluminación, entre otros servicios.

Grupo electrógeno

Ante el corte de luz, el grupo de vecinos afectados se acercó ayer al Ayuntamiento para buscar una solución. Estuvieron reunidos con el alcalde, Alberto Casero y con el concejal Juan Jesús Martín. La medida de urgencia tomada ha sido poner un grupo electrógeno para que las viviendas afectadas tengan suministro eléctrico. El alquiler de este grupo lo abonará el Ayuntamiento y el gasoil que se necesite lo aportarán los vecinos, según el acuerdo al que se ayer. Martín, asimismo, pide que se llegue a un acuerdo con Iberdrola y los inquilinos para regularizar su situación.

En imágenes