Las responsables del centro mancomunado de la comarca de Trujillo. / JSP

Consumo se encuentra ya en la tercera planta del Ayuntamiento

Este centro mancomunado ha atendido cerca de 300 acciones en la comarca

Javier Sánchez Pablos
JAVIER SÁNCHEZ PABLOS

La mudanza ya está realizada, aunque falta por colocar documentación. A pesar de ello, el servicio ya ha comenzado a funcionar en su nueva ubicación. Se trata del Centro Mancomunado de Consumo, que se ha trasladado a la planta tercera del Ayuntamiento trujillano.

Una de sus responsables, la asesora jurídica Raquel del Castillo, considera que, en estas nuevas dependencias, se puede ofrecer un servicio de mejor calidad, además de contar con un espacio que ofrece una mayor confidencialidad a los usuarios. Hay que recordar que esta prestación, perteneciente al Consorcio Extremeño de Información al Consumidor, estaba situada en la sede de la mancomunidad, compartiendo una gran sala diáfana con otros servicios. Del Castillo recuerda, asimismo, que su nueva oficina es totalmente accesible, hecho necesario, ya que uno de los grupos prioritarios son las personas mayores.

Del Castillo y Yolanda Jiménez también dirigen el Centro Mancomunado de Consumo en la zona de Villuercas, Ibores y Jara. Por ello, tienen asignados como días prioritarios para atender a la comarca trujillana los martes y jueves. Los lunes y miércoles, están en Logrosán. Asimismo, no faltan las visitas a otros municipios.

Reclamaciones

A pesar de tener instalaciones nuevas, no dejan de entrar llamadas. La asesora jurídica recuerda que se atienden reclamaciones, consultas, quejas y denuncias, además de llevar a cabo propuestas formativas.

En lo que va de año se han podido atender ya cerca de 300 casos en la comarca de Trujillo, un número parecido al de ediciones anteriores, aunque en esta ocasión ha habido más variedad.

Las reclamaciones más abundantes que llegan a ambas oficinas, en la actualidad, son las relacionadas con la energía y electricidad. Del Castillo considera que uno de los mayores problemas que ha visto son los vinculados con la captación de clientes de empresas eléctricas, sobre todo, a personas mayores. A través de una llamada de teléfono, les cambian el contrato, sin enterarse, señala. Ante esta situación, se intenta revertir el caso. Sobre el tope de gas, apunta que se atienden, salvo excepciones, consultas. Últimamente, también ha entrado alguna reclamación sobre autoconsumo con las placas solares.

A estos centros mancomunados llegan personas, además, solicitando ayuda por los problemas que surgen con la banca, como puede ser el robo mediante el engaño conocido por 'phishing', sin olvidar las compras 'online' y los microcréditos que se obtienen por Internet. «Hay que tener mucho cuidado», remarca la responsable. Lo que se intenta siempre es llegar a un acuerdo.

En estas oficinas, además, se entregan las hojas de reclamaciones a los empresarios.