Uno de los usuarios ayer en la piscina municipal de Trujillo / JSP

El Consistorio ha tramitado más de 520 abonos para las piscinas

Esa cifra puede englobar más de 1.500 personas, ya que muchos de esos carnés son de familias de varios integrantes

Javier Sánchez Pablos
JAVIER SÁNCHEZ PABLOS

Las piscinas municipales abrieron el 19 de junio. Ese día el acceso fue gratuito. Sin embargo, en la actualidad, la afluencia de bañistas está siendo baja. Eso sí, hay algo más de público por las tardes, que por las mañanas. La edil delegada, Gabriela Carvajal, reconoce que la temporada de baño ha comenzado muy tranquila, debido, sobre todo, a que el tiempo hasta ahora no ha acompañado. No obstante, no duda de que pronto esa afluencia aumentará.

Mientras tanto, lo que no han parado han sido los trámites oportunos para la obtención de los abonos de temporada, que se llevan a cabo en la propia piscina de Trujillo, previo pago del importe correspondiente en cuenta bancaria. Fuentes municipales confirman que ya se han sacado más de 520 abonos, muchos de ellos familiares de dos, tres, cuatro e incluso cinco o más miembros. Esa cifra puede englobar a más de 1.500 usuarios.

El personal municipal comenzó a expedir estos abonos el 6 de junio en la oficina juvenil. Durante los primeros días, fue un continuo goteo de personas. Sin embargo, estos trámites se han incrementado una vez que se abrieron las piscinas. Personal municipal asegura que la mitad se han podido hacer antes de la apertura y la otra mitad, ya con la temporada empezada. Ese aumento se ha notado, sobre todo, cuando han comenzado las vacaciones de los menores. De hecho, en algún momento, se ha formado alguna cola en la puerta. Solo ayer, se entregaron abonos a unas 12 familias.

Los adeptos

Usuarios reconocen que, en esta primera semana, han accedido a las piscinas, sobre todo, los más adeptos. Prueba de ello son integrantes del Club Triatlón Trujillo, que, con la piscina casi vacía, aprovechan para entrenar, sin que nadie se les cruce. «El agua está un poco fría, pero al nadar, entras en calor pronto», señalaba ayer un bañista que suele acudir a las instalaciones de Trujillo a mediodía para practicar la natación.

Algunos usuarios aseguran que, si en la piscina de Trujillo hay pocas personas, en la de Huertas de Ánimas, hay menos. Estos mismos vecinos resaltan, sobre todo, el buen estado del agua. Desean que continúe así cuando haya más usuarios.

Crítica

En este inicio de temporada, la principal novedad en Trujillo es la valla que se ha puesto para acotar las obras de la piscina climatizada y que ha quitado un importante terreno a la piscina de verano. Era un lugar habitual donde se situaban bañistas con sus toallas y espacio de juego de menores. Esta circunstancia está siendo lo más comentado en estos primeros días de temporada. Usuarios también critican esta situación por no haberlo tenido previsto con anterioridad al verano. Ya, la edil, en su momento, aseguró que esta estas obras, por cuestiones burocráticas, no habían podido comenzar antes.