La concejala de Cultura y Festejos defiende la gestión realizada durante este año

Consuelo Soriano, concejala de Cultura y Festejos /MBP
Consuelo Soriano, concejala de Cultura y Festejos / MBP

Asegura que se intenta atender la demanda de los diferentes colectivos y entidades

Javier Sánchez Pablos
JAVIER SÁNCHEZ PABLOS

La concejala de Cultura y Festejos, Consuelo Soriano, defiende su gestión en el año recién cerrado. «Hacemos un balance de 2018 positivo, ya que se han hecho muchas actividades y de gran calidad». Reconoce que hay críticas por el gasto realizado en esta delegación. No obstante, sostiene que su intención es atender siempre la demanda existente en el municipio.

En materia de Festejos, Soriano asegura que se echa una mano a todo tipo de asociaciones que lo solicite. Con esa filosofía, además de la inversión que suponen las fiestas patronales de Trujillo, que ronda los 120.000 euros, se atiende a las peticiones de cada uno de los festejos de los distintos núcleos de población, como son San Clemente, La Piedad, Huertas de la Magdalena, La Villa, Belén y Huertas de Ánimas. «La partida más importante este año ha sido para las fiestas de Huertas de Ánimas, que ha rondado los 20.000 euros», explica la edil.

Asegura, igualmente, que la partida global de todos esos festejos pueden sumar unos 50.000 euros, sin contar con los gastos de las fiestas de septiembre. Entre otras partidas, se incluye el abono de orquestas, enganches de luz, baños públicos y mano de obra, además de prestar distintos servicios municipales. «Cuando se hace memoria de las fiestas, se hace de forma global, donde se incluyen cada una de esas programaciones», incide.

Apuesta

En materia de Cultura, la edil asegura que se seguirá con la apuesta de eventos que se han hecho hueco en el calendario cultural de la región, e, incluso, nacional. Se tratan de la Feria del Libro, del Festival Internacional de Música y los premios PopEye. Estas tres iniciativas, cuestan cerca de 70.000 euros, aunque algunas de ellas reciben una pequeña subvención.

Soriano también reivindica que la intención es continuar con servicios, aunque sean deficitarios, como puede ser la Escuela Municipal de Música. Igualmente, destaca los convenios que se mantienen con diferentes entidades para que continúen con sus actividades. «En unos casos, sirven para recuperar tradiciones y, en otros, hacer una programación de calidad», apunta. No se olvida de la importancia de estar adheridos a la Red de Teatros de Extremadura y a PLATEA. Gracia a esos programas, llegan a la ciudad manifestaciones artísticas de diferente clase.

 

Fotos

Vídeos