Grupo de personas que no quisieron perder la tradición. / CEDIDA

El color rosa, muy presente en diferentes lugares de la ciudad

A pesar de que no se llevó a cabo la Marcha Contra el Cáncer, distintas personas mantuvieron este domingo la tradición de portar la camiseta identificativa

Javier Sánchez Pablos
JAVIER SÁNCHEZ PABLOS

Aunque no se llevó a cabo este domingo la Marcha Contra el Cáncer por culpa de la pandemia, decenas de vecinos tiñendo de rosa diferentes espacios de la ciudad. Y es que la camiseta identificativa de esta marcha estuvo muy presente ayer por la mañana. De hecho, muchas personas la quisieron llevar puesta en sus particulares marchas o paseos. Unos eligieron andar por la parte antigua desde Huertas de Ánimas y otros prefirieron la zona de San Lázaro u otros lugares aledaños a la ciudad. Vecinos también portaron esta prenda característica tan solo para recordar este día. También se pudo ver ese color rosa en algunas ventanas y balcones, así como en determinadas entradas de negocios.

Hay que recordar que la junta local de la AECC decidió suspender esta marcha para evitar riesgos de posibles contagios de covid. A pesar de ello, se vendieron cerca de 1.000 camisetas que han ido a parar a distintas poblaciones de la comarca. En total, se han recaudado unos 5.000 euros, entre esa venta y los donativos que se han recibido. Ese dinero irá destinado a la investigación.