Participantes del colegio Sagrado Corazón de Jesús / JSP

El colegio Sagrado Corazón de Jesús indaga sobre la ética e Internet con un proyecto europeo

El alumnado participante ha hecho una encuesta vinculada a esta temática, con preguntas, entre otras, sobre el uso de las redes sociales

Javier Sánchez Pablos
JAVIER SÁNCHEZ PABLOS

Ciberbulling, noticias falsas y problemas sobre las redes sociales. Son algunas de las cuestiones que se están tratando en el proyecto europeo sobre ética e Internet o tecnología, que está llevando a cabo el colegio Sagrado Corazón de Jesús, junto a centros educativos de Alemania, Grecia, Francia, Polonia e Islandia. Comenzó en septiembre y durará tres años.

Su coordinadora en el colegio trujillano, la docente Kara Streker, recuerda esta iniciativa es un proyecto de asociaciones estratégicas e intercambio de buenas prácticas entre centros escolares y está financiado por la Unión Europea dentro del programa Erasmus +. Resalta igualmente que a pesar de la pandemia y de que, por ahora, no se puede viajar, la iniciativa se está adaptando bien a las circunstancias. De hecho, el primer encuentro, que se tenía previsto realizar en la ciudad trujillana, se llevó a cabo de forma online. En esa actividad, los 20 participantes trujillanos, que van de Tercero de Secundaria y Primero de Bachillerato, realizaron una presentación sobre algunos de los aspectos vinculados a la temática elegida. Antes de ello, recibieron conocimientos sobre qué es la ética y cómo se puede aplicar a la tecnología. «Es algo muy actual», apunta la docente.

También se ha llevado a cabo otra actividad para la elección de un logotipo del proyecto. La última propuesta planteada ha sido la realización de una encuesta. Algunas preguntas están relacionadas con la experiencia de los jóvenes con las redes sociales y sobre su uso más o menos adecuado. También se han tocado aspectos vinculados con Internet que podrían ser punibles desde un punto de vista legal. Los centros compararán los resultados para ver si hay diferencias en los distintos países.

Kara Streker apunta que, aunque el alumnado está contento con la iniciativa, tiene ganas de viajar. Hasta que la crisis sanitaria lo permita, estudiantes ya han mantenido contacto con compañeros de otros países con 'Etwinning', que es la plataforma utilizada en este tipo de proyectos para comunicarse y desarrollar diversas alternativas de este tipo.