Ciudadanos presenta sus principales medidas en el mitin de cierre de campaña

Francisco Sanz con integrantes de la lista electoral /JSP
Francisco Sanz con integrantes de la lista electoral / JSP

Su candidato, Francisco Sanz, propone la bajada del IBI y zona azul en la plaza Mayor

Javier Sánchez Pablos
JAVIER SÁNCHEZ PABLOS

Ciudadanos llevó a cabo ayer su mitin de cierre de campaña en el teatro Gabriel y Galán. Este acto sirvió para que su candidato, Francisco Sanz, diera a conocer gran parte de su programa electoral, a través de una presentación. Recordó que la formación naranja en Trujillo representa un proyecto «nuevo, limpio y diferente».

Insistió que a diferencia de otros partidos, no pueden comprometerse a grandes proyectos, porque «desconocemos la realidad del Ayuntamiento» y volvió a detallar que lo importante es tener un modelo de ciudad a corto, medio y largo plazo. En el caso de Cs, se llama 'Trujillo, paisaje cultural 20-30', que «necesita del consenso». Sanz afirmó igualmente que la misión de su candidatura es que la ciudadanía salga de la zona de confort y pueda aportar a través de las asociaciones y través del consejo de ciudadanos que quiere poner en marcha.

Dentro de las líneas de actuación, Sanz reiteró que «los mayores y los pequeños, el trabajo digno y la formación de los jóvenes son las principales preocupaciones» de Cs. Matizó que el Ayuntamiento no debe convertirse en el SEXPE. En este sentido, criticó tanto al PP, como al PSOE, de haber tenido «paniaguados».

Trámites administrativos

Sanz se comprometió a reducir la burocracia y los trámites administrativos al mínimo, así como fomentar la compra centralizada para ahorrar recursos. Así, quiere evitar que el Ayuntamiento compre solo a las empresas afines al partido que está gobernando, dijo. Si llega a la Alcaldía, además, aseguró que se reducirá el IBI y se eliminará la plusvalía municipal. Además se hará una reserva de viviendas sociales accesibles y adaptadas para casos de emergencia.

Otra de las medidas propuestas por este candidato es el fomento de la iniciativa privada a nivel empresarial con la especial atención a la microempresas. Considera necesario que «no se pongan trabas administrativas y que se les de facilidades». Insiste en que el Ayuntamiento debe intervenir lo menos posible en la vida de las personas.

Sanz, si tiene la confianza de la vecindad, hará, asimismo, la reforma de la oficina de turismo, ya que ahora es «un cuchitril». Además, debe estar abierta todos los días de forma continua. También apuesta por mejoras en accesibilidad en el casco urbano y propone una zona azul en la plaza Mayor. «En Trujillo es necesario para mantener la vida de las empresas que generan puestos de trabajo que hagamos un sacrificio», explicó. Asimismo, afirmó que «después de como la dejó Redondo, no podemos dejarla vacía».

Jardines

El candidato 'naranja' insistió en llevar la Feria Nacional del Queso a la alcazaba y, concretamente al patio de San Pablo. No tiene dudas que supondrá un beneficio para la población. Además, no haría falta cortar todo el centro de la ciudad, como pasa ahora. Insistió, una vez más, en que una de sus preocupaciones serán los jardines de la ciudad. Por ello, volvió a insistir en que el tres por ciento de cada licencia de obra servirá para el mantenimiento de esos jardines o zonas ajardinadas, como bulevares, arriates o rotonda. También se comprometió a hacer una zona ajardinada en el margen izquierdo de la carretera de La Cumbre.

Dentro de esa batería de medidas, señaló que «vamos a promover un modelo de ciudad moderno y sostenible, apoyado en sus recursos naturales». Igualmente apuntó que el Centro de la torre del Alfiler no puede suplir la carencia que tiene Trujillo de un museo de la ciudad. Ante esta situación, propuso la realización de un centro cultural en el conventual de San Francisco y que su claustro pueda acoger piezas históricas en forma de museo. Además, quiere devolver el esplendor al teatro Gabriel y Galán, «recuperando parte de la idea original», añadió.