Grupo de amigos participante en la marea rosa / JSP

La ciudad se vuelve a teñir de rosa con la recuperada Marcha contra el Cáncer

Más de 2.200 personas han participado, de un modo o de otro, con esta iniciativa solidaria

Javier Sánchez Pablos
JAVIER SÁNCHEZ PABLOS

Los aplausos del final sobrecogieron ante la gran respuesta y después de dos años de ausencia. Y es que la ciudad, por fin, volvió este domingo a recuperar su tradicional Marcha Contra el Cáncer y, de nuevo, cientos de personas, ataviadas con la camiseta conmemorativa, tiñeron de rosa las calles principales trujillanas. En esta edición, ya van XI, más de 2.200 personas han participado, de un modo o de otro, en esta marcha solidaria, organizada por la junta local de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), con el apoyo del Consistorio.

Ya, antes de las diez de la mañana, grupos de familias y amigos se reunieron en la plaza Mayor para que diese comienzo la marcha. Antes, los más rezagados hicieron su aportación a la causa. Una de las responsables, Ana Bravo, apunta que solo esta mañana se vendieron más de 300 dorsales y camisetas. Algunas de ellas fueron a un grupo de turistas ingleses y belgas. La mayoría de los participantes adquirió esos ejemplares los días previos, por un precio de 5 euros. Asimismo, durante esta mañana, se ha puesto a disposición del público elementos de marchandising, así como objetos elaborados por las propias responsables. Toda la recaudación va destinada a la investigación.

Con algo de retraso, se hizo la cuenta atrás para que los asistentes comenzasen el recorrido diseñado. Fue de la plaza dirección Huertas de Ánimas por la Avenida Reina María Cristina, para volver por el mismo camino, dirección avenida de Monfragüe y Fernán Ruiz para llegar de nuevo a la plaza Mayor. La mayoría hizo el recorrido andando, aunque no faltaron los más atrevidos que lo hicieron corriendo. Como ya es habitual, hubo carritos para que los pequeños pudiesen hacer la caminata. Algunas personas con movilidad reducida realizaron solo un tramo.

Ya, de nuevo, en la plaza Mayor, como manda la tradición, gran parte de los asistentes se sentaron en las escalinatas formando una gran marea rosa para inmortalizar el momento, bajo una fuerte y emocionada ovación. Antes, los organizadores agradecieron, un año más, el apoyo recibido y se acordaron de las personas que ya no pueden participar.

Tras esta marcha, la dirigente de la asamblea local de la AECC se mostró muy satisfecha de la respuesta obtenida, no solo de Trujillo, sino de toda la comarca. «Hemos vuelto a sentir que la Marcha Contra el Cáncer ha resurgido». Resalta la colaboración de la Policía Local, Guardia Civil, Protección Civil, además de la Cruz Roja y Ayuntamiento, así como de voluntarios. El presidente de la junta provincial, Pedro Pastor, que también asistió este domingo a esta iniciativa, puso de manifiesto, de nuevo, el respaldo obtenido.