Corredores participantes en la edición del año pasado / JSP

La ciudad vuelve a ser referente del ciclismo durante el fin de semana con la Subida al Castillo

Las dos pruebas previstas para este sábado y este domingo reunirán a unos 200 ciclistas

Javier Sánchez Pablos
JAVIER SÁNCHEZ PABLOS

Uno de los eventos deportivos con más tradición en la ciudad llegará este fin de semana. Se trata de la prueba ciclista 'La Subida al Castillo, memorial Luis y David', que, a lo largo de los años, se ha convertido en un referente en la región. En esa ocasión, no podía ser menos, no solo por su recorrido, sino también por su nivel de participación, según fuentes de la organización. Hay más de 200 corredores inscritos.

Como en ediciones anteriores, esta cita contará con dos pruebas, ambas organizadas por la Asociación Ciclista Francisco Pizarro, junto con la Hermandad Cristo del Perdón. Además, se cuenta con el apoyo del Ayuntamiento y de la Federación Extremeña de Ciclismo.

La primera prueba tendrá lugar hoy, a partir de las siete de la tarde, que es cuando se dará el pistoletazo de salida a la contrarreloj individual de algo más de diez kilómetros. Los 101 participantes apuntados saldrán desde La población de La Cumbre y, una vez en la ciudad trujillana, deberán llegar al castillo. Durante este recorrido, tendrán que afrontar la exigente rampa de La Cuesta de San Andrés, que es uno de los tramos más vistosos para el público. Es campeonato de Extremadura desde cadete, además de ciclismo adaptado.

Carrera en línea

Ya, este domingo, a partir de las diez de la mañana, llegará la carrera en línea, con un pelotón formado por casi 130 ciclistas. Partirán, con una salida neutralizada desde la plaza Mayor y, a partir de ahí, llevarán a cabo un recorrido novedoso de 104 kilómetros. Irán dirección Ibahernando, Robledillo de Trujillo y Zarza de Montánchez, para subir a Montánchez por 'La Quebrada', con sus 13 kilómetros y rampas en algunos momentos del 13%, según fuentes de la Federación extremeña. Desde este punto, los ciclistas se dirigirán a la ciudad trujillana para terminar en las duras rampas para acceder a la alcazaba. También es campeonato de Extremadura en varias categorías.

Los organizadores cuentan con cerca de 60 voluntarios para que todo pueda transcurrir según lo previsto. Como suele ser habitual, el público arropará a los ciclistas a pesar el calor.