La ciudad se tiñe un año más de rosa con su marcha contra el cáncer

La marea rosa por una de las calles principales /JSP
La marea rosa por una de las calles principales / JSP

En esta multitudinaria cita se vendieron más de 3.100 dorsales, una cifra parecida a la de 2018

Javier Sánchez Pablos
JAVIER SÁNCHEZ PABLOS

Las calles de la ciudad trujillana se tiñeron de rosa, con la celebración ayer de la multitudinaria VIII Marcha Contra el Cáncer. Reunió no solo a vecinos de Trujillo, sino también de diferentes poblaciones de la comarca e incluso, de otras zonas de Extremadura. Al final, se vendieron 3.132 dorsales, una cifra muy parecida a la del año pasado, a un precio de 5 euros. Junto a esos dorsales, se entregaron las camisetas rosas identificativas, que cada uno de los participantes portó en la marcha.

La propuesta estuvo organizada, una edición más, por la asamblea local de la Asociación Española Contra el Cáncer. Una de sus representantes, Ana Bravo, se mostró muy satisfecha y agradecida por la gran respuesta del público. Reconoce que, el día anterior, hubo cierto miedo a que disminuyera esa participación por la posibilidad de lluvia. Sin embargo, el calor se unió al ambiente festivo de la jornada.

La marcha, con salida y llegada en la plaza Mayor, contó con cinco kilómetros. Hubo asistentes de muy diversas edades, desde personas adultas, hasta familias con sus pequeños bien en carritos, bien en mochilas. Una de ese total de marchadores fue en una joëlette, una silla todo terreno de una rueda para personas con movilidad reducida. Llegó a través de un grupo de senderistas de Mérida que suele participar en diferentes rutas. Además de colaborar con la iniciativa, la agrupación quiso dar conocer esta peculiar 'bicicleta', según uno de sus integrantes, Roberto González.

La salida de la marcha se dio casi media hora después del horario previsto, debido que muchos participantes se inscribieron a última hora. La mayoría hizo el recorrido andando, aunque no faltaron personas que lo realizaron corriendo. Una vez que se llegó a la línea de meta, las escalinatas de la plaza Mayor se llenaron de rosa, con la mayoría de los asistentes para hacer la protocolaria foto. Seguidamente, esas personas se repartieron por diferentes establecimientos para retomar fuerzas. Los aficionados al fútbol asistieron al partido del C. F. Trujillo, que también colaboró con la causa.

Photocall

Junto a la marcha, se llevó a cabo en la misma plaza un photocall solidario, a través de Photoevent Extremadura. En este caso, se recaudaron 470 euros. Además, la entidad organizadora vendió diferentes elementos de la asociación. Toda la recaudación va a parar a la investigación en contra del cáncer.

El gerente provincial de la AECC, Ignacio Lucero, que también asistió a este evento, recordó que la marcha de Trujillo fue la pionera en la provincia y la que ha dado pie a un circuito provincial con la participación de 30 localidades y más de 12.000 personas. Igualmente, reconoció que es «emocionante» cómo responde en Trujillo en esta marcha. Añadió que, con este tipo de iniciativas, se consigue, por un lado, fondos y, por otro, concienciación y solidaridad.

La próxima actividad de la asamblea local de la Asociación Contra el Cáncer será una cuestación con motivo del Día Mundial Contra el Cáncer de Mama, que tiene lugar el 19 de octubre.