La ciudad es testigo de la integración de una cooperativa andaluza y otra portuguesa en la extremeña Bovies

Firma de los acuerdos en en el Ayuntamiento de Trujillo./JSP
Firma de los acuerdos en en el Ayuntamiento de Trujillo. / JSP

La sociedad extremeña sigue creciendo al sumar las líneas de vacuno de la andaluza Ovipor y la lusa ACOS

Javier Sánchez Pablos
JAVIER SÁNCHEZ PABLOS

La cooperativa extremeña de vacuno Bovies, que nació en 2013, estaba formada hasta ahora por nueve agrupaciones tanto de Extremadura como de Andalucía y Castilla-la Mancha. Ayer se incorporaron a este proyecto las líneas de vacuno de otras dos nuevas cooperativas. Se trata de Ovipor, ubicada en Huelva, y la Asociación portuguesa de Agricultores del Sur, ACOS, con sede en Beja. Esa integración se materializó en un acto en el Ayuntamiento de Trujillo con la firma de los acuerdos entre las entidades implicadas. Como testigos estuvieron la consejera de Economía e Infraestructuras, Olga García; y el alcalde anfitrión, Alberto Casero, entre otras personalidades.

En este acto se recordó que Bovies, que cuenta con unos 3.000 socios, facturó en el último ejercicio más de once millones de euros. Asimismo, procesó 13.000 animales de vacuno y 3.000 cabezas de desvieje. Con las nuevas incorporaciones, en 2019 se sumarán entre 3.000 y 4.000 vacas de unos 40 ganaderos. Este hecho hará que se pasen por sus industrias más de 16.000 animales. Si se cumplen esas previsiones, la facturación para el próximo ejercicio se puede incrementar hasta los 14 millones de euros. Además, el objetivo de futuro es seguir creciendo, sobre todo, gracias al nuevo aliado portugués.

Tras la firma de esta integración, llegó el turno de las intervenciones. El presidente de Bovies, Pedro Morgado, remarcó que el acto de ayer «es un paso más en el larguísimo camino que todavía queda por hacer en el bovino de integración de España». No dudó en asegurar que esta nueva agrupación es una referencia nacional. El objetivo final es que el grupo sea más fuerte y competitivo, añadió.

Los nuevos socios

El nuevo socio onubense está dedicado al porcino, al caprino y al vacuno, además de contar con fábricas de pienso. Posee en la actualidad en activo 549 socios y otros 382 colaboradores y en el último ejercicio facturó 20 millones de euros. Reúne 1.500 animales de vacuno. Su presidente, Agustín González, resaltó la importancia de la unión entre los dos países para solucionar los problemas comunes. Acos, que cuenta con 1.700 socios, estuvo representado en este acto por su vicepresidente, Miguel Lança. Afirmó que el futuro pasa por ser más ambiciosos para trabajar en la transformación de los productos. Para ello, reiteró que hay que caminar juntos.

El acto fue cerrado por la consejera. Afirmó que esta alianza nace de la integración de la búsqueda de una complementariedad y de la conjunción de esfuerzos que potencia la producción y las cifras de negocio. Asimismo, la definió como «un ejemplo de la superación de fronteras», ya que se comparten lazos económicos, culturales y sociales.

Apuesta

Para Olga García, los nuevos acuerdos son una «apuesta inteligente» para facilitar el acceso a los mercados más amplios para liderar un sector de mercado. Aseguró que, desde la Junta, se está apoyando los procesos de reestructuración del sector cooperativo agroalimentario con una línea de ayudas específica y con una dotación presupuesto creciente. El objetivo es contribuir a eliminar parte de la carga financiera a los pequeños cooperativistas que opten por unirse.

La Consejería de Economía e Infraestructuras ha subvencionado con 123.625 euros los procesos de integración de Bovies, cooperativa de vacuno de carne de segundo grado con sede social en Casar de Cáceres, según informó la Junta de Extremadura en nota de prensa.

 

Fotos

Vídeos