La ciudad tiene ya una ruta de necroturismo, que incluye una visita por el cementerio

Participantes de esta nueva ruta en el cementerio /HOY
Participantes de esta nueva ruta en el cementerio / HOY

Fue inaugurada por Adalberti Extremadura hace unos días con la participación del ciclo formativo de Guía, Información y Asistencia Turística del IES Turgalium.

Javier Sánchez Pablos
JAVIER SÁNCHEZ PABLOS

La ciudad cuenta con un nuevo recorrido turístico. Une tumbas, personajes, cementerio, botánica y aves, todo ello aderezado con hechos históricos y entretenimiento. Al menos, esa es la intención de la entidad Aldalberti Extremadura, que ha diseñado una original ruta de necroturismo en la ciudad trujillana. Fue inaugurada hace unos días con la participación del ciclo formativo de Guía, Información y Asistencia Turística del IES Turgalium.

La promotora, Miriam Marín, sostiene que el objetivo es dar una visión diferente del municipio. «Pretendemos que ese turista descubra Trujillo desde un punto de vista innovador», señala. A partir de ahí, se visitan las tumbas y los restos de personajes como Clodoaldo Naranjo, Los Hinojosa, Los Vargas y Los Pizarro, entre otros linajes.

Marín señala que esta ruta comienza en la plaza Mayor, dando información sobre la historia y la heráldica que se ve en el centro de la ciudad. De este lugar, la expedición se desplaza a la iglesia de Santa María. En este lugar, se hace una especie de 'scape room', un juego en un espacio cerrado en el que hay que ir resolviendo pruebas o enigmas. Entre otras propuestas, deben encontrar los escudos explicados en la plaza. De este modo, se sitúan los linajes que forman esa historia medieval trujillana. «Se termina descifrando las tumbas que están en el suelo», apunta la responsable.

Vera Cruz

La siguiente parada es el cementerio de la Vera Cruz, situado en la zona medieval. Antes de empezar su recorrido, se entrega documentación, como un mapa, y se dan una serie de explicaciones. Dentro del camposanto, se analiza la botánica, así como las aves. También se habla de la simbología de las flores y los árboles. «Mostramos la vida del cementerio». Igualmente, se resaltan los elementos del arte funerario desde la Edad Media hasta la actualidad. «Podemos ver la evolución urbanística», apunta Miriam Marín.

Esta ruta incluye un recorrido por los panteones, con sus correspondientes explicaciones, así como las tendencias funerarias. La visita termina en el paseo de ronda situado junto al cementerio.

Esta responsable insiste en que es necesario dar otra visión de la ciudad. Además, sostiene que se hace con total respeto a los lugares y con los permisos necesarios.

 

Fotos

Vídeos