Usuarios de la piscina disfrutando de recursos del Circular FAB. / JSP

El Circular FAB tiene diseñada diversas acciones para este verano

Ya, el pasado viernes, su personal estuvo en la piscina municipal dando a conocer su trabajo

Javier Sánchez Pablos
JAVIER SÁNCHEZ PABLOS

El Circular FAB de Trujillo forma parte de la red de centros para la innovación social, el emprendimiento creativo y la transformación digital promovida por la Diputación de Cáceres. En este caso, ubicado en el centro iNovo, tiene el apoyo municipal. Este servicio, en la actualidad, cuenta con una coordinadora y un dinamizador, además de una técnica de la Diputación cacereña especializada en emprendimiento, según fuentes de la entidad.

Desde que se puso en marcha el 27 de septiembre, el Circular FAB trujillano ha llevado a cabo muy diversas actividades. Ahora, cuenta con una programación diseñada para este verano. Una de sus propuestas es el campamento urbano, puesto en marcha en coordinación con el Ayuntamiento. De este modo, los menores disfrutan de sus llamativas herramientas, así como de otro tipo de recursos.

También se tienen diseñadas acciones formativas, como las vinculadas con el diseño de 3D, tanto nivel básico como avanzado, además de impresión 3D e introducción a la programación. Estas alternativas se unen a las actividades realizadas de forma conjunta con el NCC de Trujillo, con el fin de mostrar trabajos y proyectos. Ejemplo de ello fue el pasado viernes, en la piscina municipal trujillana. Todo ello se completa con un proyecto de aprendizaje tecnológico en el medio rural con población joven.

Otras acciones

A lo largo de los meses que lleva funcionando el Circular FAB en la ciudad, no han faltado acciones formativas para aprender a manejar diversos dispositivos, además de ayudar a la ejecución de proyectos, vinculados muchos de ellos con centros educativos. Igualmente, se ha atendido a colectivos y empresariado.

Según explica la coordinadora, Eva Silveira, las personas usuarias de esta prestación son mayoría mujeres. Asimismo, el 60% son empresas de nueva creación frente al 40, ya consolidadas. «Han sido muchas las personas que nos han visitado para conocernos primero y, después, poder formarse en las nuevas competencias demandadas en la cuarta revolución industrial y para utilizar las instalaciones y la maquinaria de última generación que tenemos», añade.