Los ciclistas piden mejoras en los arcenes de un tramo de la N-V, recien asfaltado

Una de las zonas peligrosas por los numerosos baches de la vía /JSP
Una de las zonas peligrosas por los numerosos baches de la vía / JSP

Se trata del que va desde el Mercado Regional de Ganados hasta la conexión con la A-5

Javier Sánchez Pablos
JAVIER SÁNCHEZ PABLOS

«Una trampa mortal». Así es como definen algunos aficionados de la bicicleta el resultado de la obra de asfaltado en la antigua N-V, en el tramo que va desde la ermita de San Lázaro y Mercado Regional de Ganados, hasta la conexión con la autovía A-5. Se tratan de unos kilómetros en los que los arcenes, lugar por donde suelen circular los ciclistas, no se han tocado, a pesar de su mal estado con importantes baches. Este hecho ha provocado el enfado de los dos principales colectivos ciclistas de la ciudad, la Asociación Ciclista Francisco Pizarro y el Club Ciclista Francisco Pizarro.

Ante este hecho, los presidentes de estos colectivos, que aglutinan a más de 300 socios, se han puesto en contacto con el ingeniero jefe de Demarcación de Carreteras del Estado en Extremadura, mediante carta, para demandar mejoras. Desde este escrito, señalan que, en la actualidad, es inviable circular por los arcenes, en cualquiera de los sentidos. Insisten en que en los últimos años, han pasado a tener unas medidas aceptables, a ser estrechos y peligrosos. Esta circunstancia obliga a que se tenga que circular por los carriles, con el riesgo que conlleva.

Juan Andrés Sánchez muestra que el arcén mide más de 1,5 metros.
Juan Andrés Sánchez muestra que el arcén mide más de 1,5 metros. / JSP

Uno de los ciclistas más versados en la zona, Juan Andrés Sánchez, señala que se está desaprovechando más de 1,5 metros de arcén. Sostiene, además, que antes se podía ir por la línea blanca que limita la vía. Sin embargo, ahora está llena de gravilla. No tiene dudas de que se ha cometido una equivocación.

Vía frecuente

Los dirigentes de los dos colectivos, asimismo, detallan en la carta que esta vía es una de las más frecuentadas por los ciclistas de la ciudad, ya que «es una de las pocas de acceso y salida y enlace con otras vías secundarias permitidas e ideales para la práctica de la bicicleta». Igualmente, apuntan que no tiene sentido que la DGT realice campañas en defensa de los ciclistas y el Ministerio de Fomento no tome las medidas necesarias.

Por todo ello, se demanda un reasfaltado y mejora de los arcenes. «Entendemos que no supondría un coste mayor que el que supondría cualquier lesión o fallecimiento de un ciclista o cualquier usuario de la vía», añaden los dos responsables.

Estos colectivos no solo quieren quedarse en el envió de esta carta. También están recogiendo firmas en apoyo de esta petición. En unos días, ya se han recogido 300 firmas. Asimismo, si no tienen respuesta, están dispuestos a tomar medidas más drásticas, añade el presidente de la asociación ciclista, Miguel Pino. Matiza que la situación es más grave de lo que parece. «Todo el mundo que lo ve, se está echando las manos a la cabeza. No se entiende por qué no se ha arreglado de forma completa», sostiene.

No es el único problema. Ciclistas, así como otros usuarios, echan de menos mejoras en la continuación de esas vías, como es el tramo que va desde el polígono industrial hasta el Mercado Regional.