Tramo de la calle Margarita de Iturralde, todavía cortada al tráfico / JSP

El centro de la ciudad queda libre de maquinaria y operarios

Terminan los arreglos principales en las calles Clodoaldo Naranjo y Margarita de Iturralde

Javier Sánchez Pablos
JAVIER SÁNCHEZ PABLOS

El centro de la ciudad vuelve a estar libre de maquinaria y operarios, tras casi siete meses de obras. Se trata de las mejoras que se han llevado a cabo en las calles Margarita de Iturralde y Clodoaldo Naranjo, hasta llegar a la vía Parra, incluidas en el plan Activa 2017-2018 de la Diputación de Cáceres. Son arterías principales de la ciudad, sobre todo, para acceder en vehículo a la plaza Mayor y parte antigua.

Esta remodelación comenzó a principios de mayo. En un principio se tenía previsto que tuviese una duración de unos tres meses. Sin embargo, los plazos se han ido alargando hasta hace unos días que se puso fin, al menos, a las actuaciones principales. No obstante, el concejal de Obras, Planes y Proyectos, Raúl Gómez, ha remarcado en más de una ocasión que es necesario dejar 30 días de curación del hormigón para que quede totalmente consolidado y no surjan problemas posteriores. Por tanto, si se cumplen esos plazos, será necesario esperar todavía un tiempo para que, al menos, algunos tramos, se abran a la circulación rodada.

Con estas obras se han sustituido las redes de abastecimiento y saneamiento. Asimismo, la previsión es que se incluyesen canalizaciones nuevas para todo lo que tiene que ver con fibra óptica y otros servicios que puedan ser necesarios. Hecha esta labor, se ha procedido al adoquinado con plataforma única.

Desde el Ayuntamiento ya se señaló en verano, que el ritmo de la obra se había consensuado, con el fin de perjudicar lo menos posible. De hecho, en un principio, no se tocó una parte de Clodoaldo Naranjo para dejar acceso a los vehículos por la calle Herreros. A partir del mes de julio, esa zona de la localidad ya quedó cerrada. Uno de los momentos en los que más se notó el avance de esta remodelación fue los días antes de la cumbre hispano-lusa, con la llegada a la ciudad del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y diferentes ministros. De hecho, en esos días previos se vio a más operarios trabajando en la obra, cuestión que fue muy comentada.

La finalización de esta intervención también afecta a la calle Herreros, cortada al tráfico desde hace meses.