La entrada de la carroza tirada por caballos a la plaza Mayor /JSP

La entrada de la carroza tirada por caballos a la plaza Mayor / JSP

'La casa del dragón' cierra la plaza Mayor

La grabación de la serie de HBO, precuela de 'Juego de Tronos', ha llegado a la ciudad con gran hermetismo y un gran vallado para evitar fotografías

Javier Sánchez Pablos
JAVIER SÁNCHEZ PABLOS

«Perdonen, no se pueden hacer fotos. Por eso están las vallas». Esa fue una de las frases más repetidas este sábado en la plaza Mayor de Trujillo, durante el primer día de rodaje de 'La casa del dragón', la precuela de 'Juego de Tronos'. A pesar de los avisos y de intentar que no se viera nada, el impulso de vecinos y turistas fue casi inevitable. El objetivo era, con móvil en mano y por encima del vallado, inmortalizar ese irrepetible plató de cine en el que se convirtió este espacio presidido por la estatua de Francisco Pizarro.

Ya, desde por la mañana temprano, la plaza estaba totalmente rodeada por un vallado que impedía ver lo que sucedía en el interior. Asimismo, personal de la productora, así como seguridad privada vigilaban para que las personas no tomasen ninguna fotografía. Ante ese cierre, algunos comerciantes de la zona se quejaron de la situación, ya que consideran que no han recibido el mismo trato que negocios de hostelería, con los que se llegó a acuerdos económicos para que cerraran, al menos, durante la jornada de ayer. Tras una discusión, se acordó indemnizarles. «Hay menos gente, no podemos trabajar igual que otro sábado y eso repercute en nuestros negocios», explicaba una comerciante. Otra compañera señalaba que tuvo que dar explicaciones para que la dejaran llegar a su establecimiento.

Ya, en los accesos, había personal para vigilar la entrada de la ciudadanía. De hecho, en algunos casos preguntaban que dónde se iba. También se dispusieron carteles con los que se informaba que se accedía a una zona de rodaje.

Escenas

A pesar de las limitaciones, diferentes personas se las ingeniaron para inmortalizar el momento y poder disfrutar de la plaza Mayor llena de extras y convertida en un gran mercado con todo tipo de detalles. Una de las escenas que se repitió una y otra vez fue la entrada de una carroza, acompañada por dos jinetes. Para ello, se utilizó junto al palacio de San Carlos un gran croma. «Puede ser 'Desembarco del Rey'», auguraba una apasionada de Juego de Tronos, quien detalló que parte del material visto en Trujillo, ya ha estado en Cáceres. Un poco antes de la una de la tarde, el rodaje se tuvo que interrumpir unos minutos para dejar pasar a la iglesia de San Martín a los invitados, todos ellos trajeados, de una boda.

El inicio del rodaje no solo influyó en la plaza Mayor, sino también en otros lugares de la ciudad, ya que se limitó los estacionamientos. Si se cumplen las previsiones, la grabación se trasladará durante esta jornada al casco histórico. De hecho, este sábado se estaba llevando a cabo el montaje en zonas como La Alberca, con la utilización de grandes focos.