Maribel Pablos y la trabajadora Sofía de Tapia / JSP

Cáritas ayuda a más de 40 familias de la localidad

Entregará productos especiales propios de esta época y promoverá El Mochuelo

Javier Sánchez Pablos
JAVIER SÁNCHEZ PABLOS

Cáritas Trujillo trabaja en acciones centradas en la llegada de la Navidad. Una de ellas es la entrega de productos especiales propios de la época a las familias que habitualmente ayuda. En la actualidad superan las 40 y la mayoría tienen menores a su cargo, según explica su directora, María Isabel Pablos.

Esos alimentos especiales se unirán a la entrega de los no perecederos que se dan habitualmente de forma periódica. Pablos matiza que, en momentos puntuales, también se lleva a cabo una campaña de alimentos frescos, como verdura y carne. Asimismo se auxilia con pago de medicinas. Todo ello se une a la ayuda para cubrir las necesidades de bebés, entre otras atenciones que se tienen.

Uno de los platos fuertes de la campaña de Navidad llegará con el Mochuelo, un programa solidario en el que participan los medios locales, con el fin de recaudar dinero para Cáritas. Esa recaudación sirve para poder llevar a cabo los diferentes proyectos que realiza la entidad, como el de familia. Y es que Pablos recuerda que es la cuestión más importante que se tiene en el año. En la edición pasada se obtuvieron más de 20.000 euros, gracias a los donativos de decenas de personas y negocios. En esta ocasión, tendrá lugar el 17 de diciembre, en el palacio de los Barrantes Cervantes, gracias a la colaboración de la Fundación Obra Pía de los Pizarro.

Además, Cáritas quiere agradecer, de forma simbólica, la colaboración de numerosas personas con la entrega de marcapáginas, que se obtendrán en las iglesias. De este modo también es una forma de recordar que esta institución está presente. Además de estas propuestas, la parroquia llevará a cabo 'una operación kilo' en la misa de doce del 19 de diciembre en la iglesia de San Francisco, en la que participan menores de catequesis. La idea es llenar 'la canastilla del Niño Jesús', que es como ha llamado el párroco, Juan Carlos Milla, a esta iniciativa. El propósito es que se depositen en canastas productos no perecederos, como comida y productos de limpieza. Podrán colaborar tanto esos menores como cualquier feligrés. Todo lo recaudado irá a Cáritas.