El capitán con los integrantes de la corporación municipal / JSP

El capitán de la Guardia Civil recoge el reconocimiento otorgado por la coporación municipal

Lo hizo de la mano del alcalde y antes de terminar la sesión plenaria del lunes

Javier Sánchez Pablos
JAVIER SÁNCHEZ PABLOS

El pleno ordinario celebrado este lunes contó con un protagonista especial. Se trató del capitán de la Guardia Civil de la Compañía de Trujillo, Ángel González Carballo. Se debió a que el alcalde, José Antonio Redondo, le hizo entrega de un diploma en forma de pergamino, elaborado por el artista trujillano, Manuel Rubio. Con este sencillo acto, se quiso hacer un reconocimiento por parte del Ayuntamiento a este mando por la labor realizada. Además, así se cumplimentó el acuerdo al que se llegó en la sesión plenaria del mes pasado, para hacer una mención especial al capitán trujillano, que estuvo acompañado por distintos compañeros de la Guardia Civil, así como por algunos amigos.

En este pergamino, se recuerda que, en la sesión plenaria del 25 de abril de Ayuntamiento, «se acordó por unanimidad un reconocimiento especial al capitán de la Guardia Civil de Trujillo, don Ángel González Carballo. A sus numerosos méritos en distintas operaciones policiales se suma su abnegado trabajo en beneficio de la sociedad. Por todo esto, se aprobó en dicho pleno la solicitud de la Orden del Mérito Civil al Ministerio de Asuntos Exteriores». Este documento fue firmado por el alcalde el 26 de abril.

El capitán agradeció tanto al alcalde, como a la corporación municipal esta distinción, así como elevar la propuesta de la condecoración de la Orden del Mérito Civil. No obstante, recordó que ese reconocimiento a su trabajo no sería posible «si no tuviera un buen equipo detrás que ejecutar lo que uno planifica». En este sentido, nombró a su plana Mayor, así como a los servicios de Intervención de Armas, Tráfico, Policía Judicial, Seprona y Seguridad Ciudadana. Igualmente, resaltó que se trata de un equipo unido. «Quiero agradecerles su trabajo», indicó. Seguidamente, llegaron las protocolarias fotos.

Este pleno también sirvió para aprobar distintos acuerdos necesarios para poner en marcha el museo dedicado al pintor Jaime de Jaraiz, en la iglesia de Santiago.