El campo de fútbol de césped artificial. / A. A.

El campo de fútbol de San Lázaro necesita mejoras que se harán «poco a poco»

La concejala avanza que se van a instalar en ese espacio una cancha de fútbol playa y otra de balonmano playa

Javier Sánchez Pablos
JAVIER SÁNCHEZ PABLOS

El Ayuntamiento tiene la intención de adecentar las instalaciones del campo de fútbol de césped artificial de San Lázaro. La concejala de Deportes, Gabriela Carvajal, reconoce que necesitan mejoras y «se irá poco a poco». Así lo detalló en el recibimiento en el salón de plenos del Ayuntamiento que hizo hace unos días a los componentes del equipo juvenil del C. F. Trujillo, por su ascenso de categoría.

Carvajal apunta que una de las ideas es crear en el espacio existente un campo de fútbol playa y otro de balonmano playa. De hecho, ya se tiene presupuesto de alguna empresa para poder ejecutar esta intervención. Ahora, detalla que hay que ver la ubicación concreta de esas nuevas prestaciones. Sería una forma, además, de eliminar malas hierbas. Considera que se podrían utilizar no solo para hacer campeonatos, sino incluso para los entrenamientos de los propios equipos. Ya ese espacio se ha utilizado en algunas ocasiones para llevar a cabo campeonatos de petanca.

La edil, asimismo, indica que también se van a atender otras demandas, como el cambio de redes. Otra petición es la mejora de la iluminación de este espacio, así como de su entrada. Apunta que no se tiene olvidado. No obstante, matiza que se está mejorando el alumbrado del campo de fútbol municipal Julián García de Guadiana. También se tiene previsto una mejora de sus cuadros eléctricos. Por tanto, una vez que se termine en este lugar, la intención es continuar con el campo de San Lázaro. Recuerda, asimismo, que la concejalía de Industria mejoró la iluminación del pabellón polideportivo de Huertas de Ánimas.

Demandas

Más allá de estas intervenciones, el entrenador del equipo juvenil del Trujillo, Antonio Alvarado 'Ñeke', solicitó a la concejala, en ese acto con sus jugadores, una reunión con los entrenadores para ponerle de manifiesto la visión que tienen ellos tanto del campo de San Lázaro, como de otras situaciones. Alvarado matiza que siempre ha habido una buena sintonía con el Ayuntamiento y la edil siempre intenta dar respuesta a las peticiones que se le hace. Sin embargo, considera que San Lázaro precisa importantes mejoras. Recuerda que por estas instalaciones pasan cerca de 200 menores de forma diaria.

Quizá, la prioridad para este entrenador es la mejora del césped artificial. Como considera que cambiarlo es complicado por su inversión económica, apuesta por un mejor mantenimiento. Para ello, es preciso regarlo, «pero no se hace porque el riego automático no funciona». Esta deficiencia ha provocado lesiones a lo largo de la temporada, puntualiza.

También apuesta por una mejor iluminación tanto en el campo, como en la entrada de las instalaciones, así como por mejoras en el grupo electrógeno existente que da servicio a las dependencias, porque a veces falla. Igualmente, demanda arreglos en los alrededores del campo de juego, así como en las gradas. «Se trata de invertir algo de dinero y tiempo». A pesar de las deficiencias, recalca la buena predisposición que tiene la concejala hacia ellos.