Los caballeros de la Edad Media cobran vida

Integrantes del grupo con diferentes armaduras /hoy
Integrantes del grupo con diferentes armaduras / hoy

El grupo 'Fronteros de Extremadura', liderado por el trujillano Jesús Ruiz, hace recreaciones históricas

Javier Sánchez Pablos
JAVIER SÁNCHEZ PABLOS

Les une una afición no muy conocida y a la vez llamativa. Se trata del estudio y la práctica de las artes marciales europeas medievales, tanto en el conocimiento de las armas, tácticas y estrategias, como en la esgrima con algunos de esos 'juguetes'. Sus uniformes son las armaduras de caballero que, en ocasiones, cubren todo el cuerpo. Como principales herramientas, cuentan, entre otras, con diversos tipos de espada, hachas y dagas, junto a sus escudos.

Así es el grupo de recreación Fronteros de Extremadura, formado por ocho personas procedentes de diversas poblaciones y de profesiones muy diversas, como profesores de Secundaria, guardas y militares. Tienen esta actividad como hobby. A pesar de ello, la preparación la tienen muy presente.

El grupo nació hace unos años. Su promotor e instructor, el trujillano Jesús Ruiz, recuerda que se lo fue proponiendo a amigos o personas vinculadas con esta afición. Con unos, había coincidido en acciones formativas. A otros, sabía que les gustaba este asunto. A partir de ahí, comenzaron a juntarse.

En un principio, el colectivo no tenía nombre. Sin embargo, se vio la necesidad de llamarse de alguna manera, cuando comenzaron a convocarles para jornadas y recreaciones. A partir ahí, fueron 'Fronteros de Extremadura'. Con este nombre, se da cabida a los diversos intereses de cada uno de sus integrantes, ya que unos están centrados en los siglos XII y otros prefieren los siglos XIV y XV, explica el promotor.

Inicios

Mucho antes de este colectivo, a Ruiz le interesó los temas relacionados con los caballeros de la Edad Media y su armamento. Su fuente de inspiración eran los libros. Uno de sus primeros contactos prácticos con sus armas fue a través de la Asociación Española de Esgrima Antigua, mediante algunos cursos. Todo ello lo ha completado con el estudio en profundidad a través de diversos expertos.

Formado el grupo, sus integrantes han estado en una continua evolución, en cuanto a la adquisición de conocimientos y a la práctica. Entre las armas que estudian, Ruiz explica que están la espada de dos manos o montante, la de mano y media o espada larga, además de la esgrima con espada de una mano y escudo, la esgrima de espada de una mano y broquel y el uso de hachas de caballero y lanzas.

Jornadas y seminarios

Para ese estudio, 'fronteros' asisten a jornadas y seminarios de entidades, como la Asociación Española de Esgrima Antigua. También acuden a manuales para instruirse. Todos esos conocimientos se trasladan a los compañeros en los entrenamientos que se suelen hacer una vez a la semana en Cáceres, siempre que las obligaciones personales lo permitan. De hecho, Ruiz señala que en esos encuentros es complicado que se reúna todos los del grupo.

«Para realizar las prácticas, acudimos a los simuladores de madera, sintéticos o de metal, que nos permiten acercarnos a la sensación de tener un arma en las manos, pero con la seguridad que representa el no disponer de punta ni filos para que no sea una actividad peligrosa», sostiene el instructor. Además, se utilizan diversos protectores.

Esta afición no solamente se queda en el estudio o en los entrenamientos. También se encargan de difundir esta actividad con recreaciones, «sin ánimo de lucro». En estos casos, se da a conocer tanto el variado armamento que disponen, como las armaduras, que es lo que más llama la atención tanto a mayores como a pequeños. Jesús Ruiz también detalla que se suelen ofrecer unas nociones de historia del lugar o la zona donde se lleva a cabo la propuesta. Todo ello se une con la puesta en escena de pequeños asaltos libres, mediante la utilización de esos utensilios de acero. Dependiendo de los siglos que expliquen, pueden mostrar unos elementos u otros o todos ellos. «Cada uno del grupo está especializado en una faceta», añade.

Este 'caballero' reconoce que cada uno de los integrantes va comprando, de forma particular, los utensilios poco a poco. «Es una afición cara». A pesar de ello, le merece la pena esa inversión.

Asistencia

'Fronteros de Extremadura' suele acudir, principalmente, a invitaciones de personas de su entorno, como pueden ser centros educativos. También ha participado en varios capítulos de la serie de historia de Extremadura de Canal Extremadura. Asimismo, ha hecho exhibiciones con motivo de la conmemoración de la reconquista de Trujillo, el 25 de enero de 1232. En este último caso, se ha llevado a cabo varios años en el patio de armas de la alcazaba. Al final, se tuvo que dejar de hacer por diferentes motivos.

Uno de los últimos sitios donde han acudido estos caballeros este año ha sido a la localidad cacereña de Santa Cruz de la Sierra para participar en una jornada sobre arqueología, junto a otros conjuntos de recreación histórica, como el grupo romano ARA Concordia de Mérida. Además, «Dada nuestra panoplia de equipo militar medieval, también hemos colaborado con fotografías para ilustrar numerosos artículos, ponencias y comunicaciones», añade Ruiz.

Ahora, este trujillano ha propuesto al Ayuntamiento la dinamización del castillo de su ciudad en determinados fines de semana y «de forma desinteresada». La idea es montar un pequeño campamento medieval, realizar entrenamientos con armas y ofrecer las explicaciones oportunas para que el visitante «pueda sentir la magia de vivir un rato en la Edad Media tras pasar la puerta del castillo», añade.