Presa de Santa Lucía / HOY

Buscan una solución para la agrupación de municipios de la presa de Santa Lucía

Una medida es una balsa, con la que se almacenará hasta 1,2 hectómetros cúbicos 'extras'

Javier Sánchez Pablos
JAVIER SÁNCHEZ PABLOS

La dificultad para la creación de la mancomunidad de aguas de Santa Lucía ha vuelto a ser actualidad, con el anuncio de la Junta de Extremadura de la construcción de una balsa para incrementar un 80 por ciento la capacidad de esta presa. Ya, hace unos días, el alcalde trujillano, José Antonio Redondo, insistió en lo complicado que es constituir esta entidad comarcal, puesto que, cuando se planteó, los municipios implicados partían de casuísticas diferentes. Eso sí, consideró que, si hay voluntad, se podría crear.

Ahora, parece que se ha dado un nuevo paso para desbloquear esta situación. Desde la Consejería de Transición Ecológica se apunta que se está trabajando para buscar una solución integral, junto con la Confederación Hidrográfica del Tajo y la Diputación Provincia de Cáceres.

Fuentes regionales recuerdan que, en la actualidad, se abastecen nueve municipios de la presa de Santa Lucía, entre ellos, el trujillano. No obstante, hasta 24 localidades podrían coger agua de este pantano. Infraestructura para ello se tiene. Sin embargo, no lo hacen, por contar con otras captaciones alternativas y «por la ausencia de un ente supramunicipal que se haya encargado de la gestión agrupada de todos los recursos hídricos». Asimismo, se reconoce que existe cierto recelo de las poblaciones al no poder disponer de agua suficiente. Todo ello ha contribuido a que, hasta la fecha, «no se haya regularizado la concesión de aguas de todas las poblaciones afectadas», señalan fuentes de la Junta.

Paradoja

Estas mismas fuentes regionales recuerdan que esta situación proviene desde 2013, cuando se acabaron las obras de mejora de abastecimiento, llevadas a cabo por la sociedad estatal ACUAES y que supusieron una inversión cercana a los 30 millones de euros, según la Junta. En otros foros se ha llegado a hablar, incluso, de un coste de 37,5 millones. Asimismo, se recuerda que, «se da la paradoja» de que los ayuntamientos afectados están soportando buena parte de los costes de amortización de las infraestructuras construidas sin que, en muchos casos, puedan hacer uso de ellas. Este hecho puede conllevar el deterioro en el sistema. Por tanto, cuando se quiera utilizar, sería necesario una nueva inversión para su puesta a punto.

La primera medida tomada para solucionar esta situación ha sido la construcción de esa balsa en la presa de Santa Lucía, que permitirá almacenar hasta 1,2 hectómetros cúbicos 'extras'. Para contratar estas obras, es necesario disponer de las autorizaciones necesarias. Y, para ello, «es imprescindible que, previamente, los municipios regularicen su concesión de aguas con el Estado», según la Junta. En ese proceso de regularización es el que se está trabajando, se añade.

para elaborar un informe técnico sobre los recursos hídricos

Los municipios vinculados a la presa de Santa Lucía han sido tema de conversación en las reuniones periódicas que mantienen dirigentes de la Diputación de Cáceres, con los de la Junta y la Confederación Hidrográfica del Tajo, según fuentes de la Institución provincial. Estos encuentros están dentro de la cooperación existente entre las tres entidades. En esa línea, la Diputación de Cáceres y el Ejecutivo regional se han comprometido a elaborar un informe técnico sobre los recursos hídricos que tiene la zona, «de modo que se pongan en valor y se aporten las soluciones necesarias al abastecimiento de cada uno de los municipios», según fuentes de la Institución provincial. En la actualidad, se está elaborando ese estudio. La idea es que una vez que esté terminado, se haga partícipe a la Confederación y se muestre a los ayuntamientos.