Los Reyes MAgos en la cabalgata del año pasado. / J. S. P.

Por el recorrido habitual

Los bomberos participarán en la cabalgata de Reyes

La comitiva estará formada por cerca de 200 personas, repartidas en cinco agrupaciones

Javier Sánchez Pablos
JAVIER SÁNCHEZ PABLOS

La Concejalía de Cultura y Festejos, junto con diferentes colectivos, ultiman los preparativos para la cabalgata de Reyes, que tendrá lugar el 5 de enero a partir de las siete de la tarde. Como es tradicional, saldrá desde el Mercado Regional para recorrer las calles principales de la ciudad y terminar en la plaza Mayor.

La gran novedad de este año es la participación de los bomberos del nuevo parque que se abrió hace unos días en el polígono industrial Arroyo Caballo. Salvo cambios de última hora, la idea es que encabecen la comitiva con, al menos, un vehículo ligero y uno de sus camiones.

Además de estos efectivos, el desfile estará formado por cerca de 200 personas, repartidas en cinco agrupaciones que portarán nueve carrozas de diferentes tamaños. Una de esas formaciones será la Junta de Cofradías que irá con la estrella de Oriente, junto a un carro lleno de regalos. Seguidamente, se situará el rey Melchor, con un trono preparado por la Hermandad Virgen de la Piedad. La Asociación Cultural Entierro

de la Sardina, un año más, no faltará a esta cita, con dos carrozas dedicadas a 'Los picapiedras'. Además, esta agrupación llevará al rey Gaspar.

Tras este mago de Oriente se situarán 'los amigos del Libro de la Selva', con una carroza con diversos 'animales'. Otra de las formaciones ya habituales es la Asociación Juvenil de Belén (Asjube), que llevará otra carroza con la temática del 'Bosque encantado' y donde no faltarán las hadas. Asimismo, prepararán el trono de Baltasar. La comitiva se completará con pajes montados a caballo.

Durante el recorrido, los participantes tirarán al público asistente cerca de 200 kilos de caramelos, que estarán repartidos por las diferentes carrozas. Igualmente, no faltará el confeti, apuntan fuentes municipales. Una vez en la plaza Mayor, los Reyes adorarán al Niño, en el belén viviente que se organizará para la ocasión. Asimismo, los Reyes se dirigirán a los más pequeños para mandarles un mensaje.

Al terminar este acto, sus Majestades se desplazarán a la iglesia de San Martín, en la plaza Mayor, para recibir a los menores y entregarles una bolsa de golosinas. Esta actividad está organizada por la Hermandad Virgen de la Victoria.