Borrar
Hernando Orellana-Pizarro, en la biblioteca situada en el Palacio de los Barrantes Cervantes JSP
La biblioteca de la Obra Pía de los Pizarro aspira a ser referente hispánico

La biblioteca de la Obra Pía de los Pizarro aspira a ser referente hispánico

Con las nuevas adquisiciones de los profesores Miguel Ángel Garrido y de Ángel Martínez, puede tener unos 15.000 ejemplares

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Martes, 23 de mayo 2023, 10:07

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La Fundación Obra Pía de los Pizarro, junto a su sede, el Palacio de los Barrantes Cervantes, están en continua evolución y expansión, con nuevas iniciativas y nuevos proyectos. Uno de ellos es su biblioteca, que es una de sus líneas de trabajo en el área cultural. Según explica su responsable, Hernando de Orellana-Pizarro, una de las aspiraciones en esta materia es conseguir una biblioteca relevante de temas de cultura, historia y arte en el espacio cultural hispánico. Y en esa línea se está trabajando.

Prueba de ello es que se ha recibido, recientemente, una donación de la biblioteca del profesor Miguel Ángel Garrido. Aunque todavía no está contabilizado, se calcula que hay unos 5.000 ejemplares. Antes, se había recibido la de su alumno, el también profesor Ángel Martínez San Martín, con una cantidad parecida de volúmenes. Constituyen, entre las dos, una importante adquisición de libros clásicos «de las dos grandes áreas que cultiva la Historia de España y América y la producción literaria en español, así como monografías y estudios sobre ambas cuestiones», según la organización.

A estos números hay que añadirles las adquisiciones y donaciones que se han hecho, a lo largo del tiempo, desde que se formó la biblioteca de la Fundación. Eso quiere decir que se pueden tener, al menos, 15.000 volúmenes. Orellana-Pizarro recuerda además que, en la actualidad, se tienen libros sobre historia y la cultura de América con varios siglos de antigüedad. «Asimismo, hay que tener en cuenta que, junto con la biblioteca, está el archivo de la Fundación que tiene su origen en el siglo XVI», añade al respecto.

Este proceso no para. Además de poder recibir más volúmenes, la idea ahora es contar con una sala de consulta abierta al público. Este espacio se ubicará en la casa que hay al lado del palacio y que se adquirió hace un tiempo para contar con nuevos servicios.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios