Prades, en la Cuesta de San Andrés, distanciándose de sus perseguidores / JSP

Benjamín Prades ganar en el castillo trujillano y se pone líder de la Vuelta Ciclista a Extremadura

Consiguió distanciarse en las rampas duras de la parte antigua

Javier Sánchez Pablos
JAVIER SÁNCHEZ PABLOS

La ciudad trujillana volvió a vivir ayer un bonito día de ciclismo con la llegada de la segunda etapa de la Vuelta Ciclista a Extremadura, que encumbró a uno de los favoritos de esta carrera, como es Benjamín Prades. El corredor de Vigo-Rías Baixas ganó la etapa, con un tiempo de 2:58.46. Mejoró en más de 20 minutos el mejor de los tiempos previstos y es que hizo una media de más de 45 kilómetros por hora. Gracias a esa victoria, se ha situado líder de la general, sustituyendo a su compañero, Miguel Ángel Fernández. El primer extremeño es Antonio Nieto, de Lizarte.

Esta segunda etapa salió de Montijo para terminar en las duras rampas empedradas del castillo trujillano, con un total de 136 kilómetros. El mallot amarillo reconoce que su equipo intentó controlar en todo momento la prueba con el fin de llegar a los últimos tramos de la etapa con opciones de victoria. Ya, en las primeras rampas de la parte antigua de la ciudad trujillana, Prades arrancó con fuerza, consiguiendo unos metros de distancia de un grupo algo numeroso. Tal es así que asegura que en los últimos metros tuvo tiempo de regular para evitar posibles averías. Tras los primeros clasificados, fue un continuo reguero de ciclistas. Una vez más, el pelotón estuvo arropado por numeroso público, sobre todo en las rampas más duras de la Cuesta de San Andrés de la subida al castillo.

Tras la prueba, fue la entrega de los premios, en la que estuvieron el subdelegado del Gobierno, José Antonio García; el director general de Deportes, Dan de Sande; el diputado cacereño de Cultura y Deporte, Francisco Javier Grande; además del primer teniente alcalde trujillano, Enrique Borrega; junto a otras autoridades.

La prueba ciclista estuvo acompañada, además, por hinchables y un concierto, así como por un circuito ciclista para menores organizada por la Asociación Ciclista Francisco Pizarro. Todo ello dio un ambiente especial a la plaza Mayor, con una buena aceptación de público. .

Hoy se disputa la tercera y última etapa de la Vuelta Ciclista a Extremadura y quizá, la más exigente. Saldrá a las diez de la mañana desde Villarreal de San Carlos y terminará en Hervás, con un total de 148 kilómetros.