Integrantes de la banda de Jesús Nazareno en su sede / HOY

La banda del Nazareno celebrará sus 30 años con un sencillo acto

Se proyectará un vídeo con imágenes antiguas y actuales, así como con testimonios

Javier Sánchez Pablos
JAVIER SÁNCHEZ PABLOS

Debido a la pandemia, quizá, no se hará la celebración más deseada. Sin embargo, los responsables de la banda de cornetas y tambores Jesús Nazareno no quieren que termine este año sin conmemorar el 30 aniversario de la agrupación. Por ello, han organizado un acto el 22 de diciembre, en el teatro Gabriel y Galán, en el que no faltará ilusión, entusiasmo y emoción. La intención es que, en esta ocasión, los componentes de la formación disfruten del evento, sentados en el patio de butacas, junto a familiares y amigos.

Uno de los principales promotores de la iniciativa es Ismael Andrade, que junto a José García, forman parte de esta banda desde los inicios. Andrade apunta que, en esta celebración, dará la bienvenida Tomás Casillas, presidente de la cofradía a la que pertenece la agrupación. Además, se proyectará un vídeo con imágenes antiguas y actuales, así como testimonios, con el fin de resumir lo que han sido tres décadas de música cofrade. Entre otros, aparecerán los tres presidentes que ha tenido la cofradía. También se entregarán diplomas a los actuales componentes.

Recuerdo

Este acto se completará, además, con la intervención del propio Ismael Andrade. «Se trata de hacer un recuerdo desde 1991 hasta ahora», apunta. Durante este tiempo, señala que lo que sobresalido ha sido la trayectoria que ha llevado la formación y lo que es hoy en día. «No nos damos cuenta hasta que no miramos para atrás», detalla.

También recordará el apoyo recibido por decenas de personas. Y es que, por esta agrupación, han pasado más de 150 músicos. Mención especial tendrá uno de sus responsables, Juan Antonio Duchel, «que murió dándolo todo por la banda».

Andrade, asimismo, resalta la gran evolución que ha tenido la banda en los últimos años. Además de la implicación de sus integrantes, mucha culpa de ello la tiene el asesor musical, Raúl Martín Cruzado, «una eminencia de la música cofrade». Gracias a este compositor, músico y solista, se comenzaron a introducir marchas propias. Una de dedicada a la Virgen de la Victoria está por estrenar, ya que se iba a dar a conocer en un recital en marzo de 2020, pero se tuvo que suspender, con el inicio de la crisis sanitaria.

Este responsable detalla, asimismo, que no solo se participa en procesiones de Semana Santa, sino también en actos festivos, como cabalgata de Reyes y fiestas de diversas poblaciones, con un repertorio apropiado a cada evento.

Ismael Andrade no se olvidará, en el acto del 22 de diciembre, de animar a que se participe y colabore en las agrupaciones musicales. Reconoce con cierta resignación que, con la pandemia, esa participación ha bajado considerablemente. En la actualidad, la banda del Nazareno cuenta con 23 componentes.

Sin recital

Este acto no contará con un recital de la formación protagonista. Este promotor insiste en que la idea es que los componentes disfruten sin más preocupación. Además, los ensayos se ha retomado hace poco y la agrupación no está lo suficientemente preparada para defender un concierto. «Se podría tocar alguna marcha clásica pero no para disfrutar de un recital como nos gustaría, después de casi dos años de ausencia», remarca.

En la actualidad, se está ensayando dos días por la semana, con la vista puesta en Semana Santa, siempre que la crisis sanitaria lo permita. Si hay procesiones, esos ensayos se intensificarán. No obstante, reconoce que todavía existe incertidumbre y cierto miedo ante la covid. Además, recuerda que ya se estuvo ensayando un tiempo, pero hubo que parar por el aumento del coronavirus en la ciudad.

A pesar de los distintos impedimentos, confía en que, según se vayan acercando las fechas claves y la situación sanitaria lo permita, aumente la emoción para participar en la banda. De hecho, detalla que ya se ha recibido la llamada para asistir a la procesión de La Batallas de Cáceres, así como el Viernes Santo.